S, Wiki

¿Pará que sirve la Sucralosa? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

La sucralosa es un edulcorante artificial no nutritivo, se obtiene a partir de la sacarosa y resulta unas 600 veces más dulce. Para obtener la sucralosa se parte de sacarosa convencional a la que le se sustituyen tres grupos hidroxilo (en posición 1, 4 y 6) por tres átomos de cloro.

La sucralosa fue descubierta por casualidad un estudiante en 1976 mientras participaba en una investigación en el Queen Elizabeth College de la universidad de Londres. Se pretendía sintetizar azúcares halogenados, pero al realizar el experimento malinterpretó el lenguaje y cloró la sacarosa, produciéndose accidentalmente la sucralosa.

Es una molécula muy estable a las altas temperaturas, a la acidez y a la hidrólisis enzimática. La sucralosa tiene una solubilidad en agua en torno al 25% y no interfiere químicamente con otros ingredientes. Por todo ello, es un excelente aditivo alternativo a la sacarosa.

La sucralosa se añade a los alimentos y bebidas para proporcionarle dulzor, no aporta calorías porque la mayoría no se puede absorber. La mayoría se excreta por las heces (85%), y el pequeño porcentaje que es absorbido (15%) se excreta por la orina.

La sucralosa está autorizada como edulcorante por los diferentes organismos internacionales y recibe el nombre de aditivo E-955. Su empleo está permitido en más de 50 países de todo el mundo y se utiliza en multitud de alimentos, bebidas, complementos dietéticos y productos farmacéuticos.

¿Para qué sirve?

Sus beneficios se basan en la reducción de calorías de los alimentos y bebidas manteniendo el sabor dulce. Al ser tan estable tiene muy buena vida útil y puede ser cocinado y horneado sin degradarse.

Los productos endulzados con sucralosa son aptos para diabéticos y no influye en la glucemia (concentración de glucosa en sangre) ni altera los niveles de insulina.

Además, las bacterias bucales no pueden descomponer la sucralosa y por lo tanto no daña el esmalte ni se producen caries.

Dosis

La ingesta diaria admisible (IDA) de sucralosa se está fijada en 15mg/kg peso corporal.

Precauciones

Su uso está aprobado para todas las poblaciones, existen grandes estudios que muestran la seguridad de la sucralosa tanto en animales como en humanos, por esta razón sería seguro su uso en diabéticos, niños y para la población en general.

La principal preocupación de la sucralosa es que se libere el cloro y sea peligroso. Sin embargo, no hay pruebas de que ni la sucralosa ni los productos de su hidrólisis resulten peligrosos.

Por otra parte, algunos estudios en modelos animales muestran que el uso de la sucralosa no se asocia con efectos secundarios gastrointestinales ni en dosis miles de veces superior que la ingesta estimada en humanos.

Aun así, algunos estudios sugieren que la sucralosa podría tener un efecto negativo sobre las bacterias intestinales y digestivas, y lo relacionan con los altos índices de enfermedad intestinal en Canadá (primer país donde se autorizó el uso de sucralosa), razón por la que los autores proponen un estudio más detallado de este posible problema.

Quizá también te interese