L, Wiki

¿Pará que sirve la Leche? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

Se entiende como leche, el líquido de color blanco obtenido del ordeño de las mamas de las hembras de los mamíferos. La leche para consumo humano debe realizarse en condiciones de higiene, en buen estado de salud y alimentación del animal y debe realizarse fuera del período de parto. Si no se especifica la fuente animal de la que procede la leche, suele referirse a leche de vaca.

La composición los distintos tipos de leche varían en función de la especie, la raza e incluso del animal. Algunos de los aspectos que influyen en la composición de la leche son la alimentación, su edad, el periodo de lactancia, la época del año y el sistema de ordeño.

La industria láctea realiza una serie de procesos como tratamientos térmicos o la estandarización de la materia grasa. Posteriormente la leche es enfriada y se mantiene a temperatura de refrigeración (5°C) hasta el momento del envasado, siempre bajo estrictas normas de higiene. Aunque existen diferentes procesos térmicos por los que se puede tratar la leche, el más comúnmente empleado es el tratamiento denominado UHT, que consisten en llevar la leche homogenizada a temperaturas de 130° a 150°C durante tan solo 2-4 segundos, permitiendo higienizarla de forma apropiada y de manera que pueda llegar en forma segura al consumidor, pero sin gran modificación de las características naturales del producto.

La estandarización de la materia grasa se realiza porque la leche puede variar su contenido graso por ejemplo, según la estación del año. En invierno presenta alrededor del 4.8% de materia grasa mientras que en verano el contenido desciende hasta un 2.8%. La industria láctea a través del proceso de homogenización, estandariza el contenido graso de la leche, para que sus características sean siempre iguales. La grasa retirada de la leche, se utiliza para la elaboración de productos lácteos como la mantequilla, cremas, natas, etc.

Componentes de la leche.

La leche entera es uno de los alimentos más completos y nutritivos. Alrededor de un 87-89% de la leche es agua y proporciona aproximadamente unas 60 kcal por 100 ml. Y cada 100 ml de leche proporciona alrededor de 5 gramos de hidratos de carbono (lactosa), 3-4 gramos de proteínas (caseína y proteínas del suero) y 3-4 gramos de grasa. Además suministra minerales como el calcio (125 mg), el potasio, el fósforo, el zinc y el magnesio

La leche también contiene vitaminas hidrosolubles (grupo B) y liposolubles (vitamina A y vitamina D) aunque en cantidades no muy elevadas, Destacan su contenido en vitamina B2 y vitamina A. La mayor parte de las leches comercializadas están enriquecidas en éstos nutrientes.

Tipos de leche disponibles en el mercado.

  • Se pueden encontrar en el mercado leches desnatadas que presentan un contenido graso máximo de 0.3% y semidesnatadas que engloban desde el 0.3% al 3% de materia grasa.
  • Leche sin lactosa: este tipo de leche se somete a un proceso en el que la lactosa se trasforma en glucosa y galactosa para facilitar su digestión. Es especialmente interesante para las personas intolerantes a la lactosa
  • Saborizada: es la leche azucarada o edulcorada a la que se la añaden sabores tales como fresa, cacao en polvo, canela, vainilla, etc. Normalmente se preparan a partir de leche desnatada o en todo caso, semidesnatada.
  • Leche condensada, concentrada o evaporada: a esta leche se le ha extraído parcialmente el agua y se presenta mucho más espesa que la leche normal. Puede que contenga azúcar añadido.
  • Enriquecidas: son preparados lácteos a los que se le añade algún ingrediente con valor nutritivo añadido como vitaminas, calcio, fósforo, omega-3, etc. Este tipo de leche tiene una elevada demanda en la actualidad.
  • Leche en polvo: leche natural pasteurizada y posteriormente deshidratada. Conserva sus propiedades en cuanto a proteínas, grasas, lactosa, y calcio.  La leche en polvo se considera muy digerible, además, aproximadamente un tercio de su peso son proteínas y proporciona un elevado contenido en calcio. Existe leche en polvo entera, semidesnatada y desnatada, pero la mayoría de la leche en polvo se elabora a partir de leche desnatada debido a que es mucho más sencilla de procesar ya que el tratamiento térmico podría dar lugar a sabores deteriorados o a rancio.

¿Para qué sirve?

El consumo regular de leche y productos lácteos constituye una fuente de gran importancia de calcio y vitamina D. La vitamina contribuye a la correcta absorción y metabolización del calcio. Un aporte adecuado de calcio contribuye a mantener la salud de los huesos y prevenir patologías relacionadas con la desmineralización ósea como la osteoporosis.

La vitamina D es la encargada de fijar el fosfato de calcio a dientes y huesos, esta vitamina también se encuentra en la leche, pero no debe faltar en la dieta, especialmente en la de aquellos que toman leche desnatada que es más reducida en vitaminas liposolubles. Es especialmente recomendable para niños.

La leche proporciona proteínas de buena calidad, que junto a su contenido en carbohidratos y minerales contribuye a recuperar la musculatura después de la realización de actividad física. Diferentes estudios de relacionan el consumo regular de leche con mayor porcentaje de masa muscular y mejor composición corporal.

Precauciones

Las personas con intolerancia a la lactosa deben consumir pequeñas cantidades de leche, preferiblemente productos fermentados o incluso sustituir los productos con lactosa por versiones libres de lactosa. Tampoco debe ser consumida si se es alérgico a las proteínas de la leche.

Quizá también te interese