Supersticiones y mitos de los gatos negros

31 de octubre de 2019

La noche de Halloween se acerca y, por tanto, es hora de hablar de maldiciones, brujas y leyendas. El problema es que, inevitablemente, eso acaba significando hablar, también, de gatos negros. ¿Alguna vez te has parado a pensar cuántas supersticiones y cuántos mitos hay en torno a estos animalitos? Y, a veces, no solo se quedaba en un cuento y un susto: ¡pobre el gato negro que viviera en la Edad Media y durante la Inquisición!

Esas supersticiones se han ido haciendo hueco y, a pesar de los años, han llegado a nuestros días: mucha gente, de hecho,  sigue creyendo que cruzarse con un gato negro o pisarle la cola trae mala suerte…

El origen de la leyenda

Los mitos y supersticiones relacionados con el gato negro comenzaron muchos años atrás. Pero antes, hubo una época en la que llegaron, incluso, a ser venerados. En el antiguo Egipto los gatos negros eran considerados animales sagrados y adorados por la gente. Estaban relacionados con el culto a la diosa Bastet, también conocida como Bast, que simbolizaba la alegría de vivir y cuya misión era proteger el hogar. Maldiciones, pocas.

Pero esos tiempos de gloria no serían eternos: su temperamento y sus dos ojos brillantes entre un pelaje oscuro fueron los responsables que dieron origen a una leyenda absurda. Al parecer, los primeros gatos acusados de mala suerte vivieron en el siglo XIV y toda su mala fama se debió a un “malentendido” que les relacionaba con la peste. Es más, se les acusó de ser los causantes de esta enfermedad que asoló Europa. Los persiguieron y mataron sin pensarlo, pero lo que no sabían es que, en realidad, la enfermedad era transmitida por los roedores que campaban a sus anchas y que los gatos ayudaban a cazar.

Protagonistas de supersticiones

¿Quieres conocer algunos de los mitos y supersticiones de estos bellos animalitos? Pues continua leyendo. 😆 

– Un día de mala suerte tendrás si…un gato negro pasa corriendo por delante tuyo y lo hace de izquierda a derecha.

– Siete días de acontecimientos desafortunados te esperan si… le pisas la cola a un gato negro.

– Prosperidad y felicidad en el matrimonio tendrás si…el día de tu boda os encontráis un gato negro en la puerta de vuestra casa.

– Cualquier posible “maldición” evitarás si…ves un gato negro cruzando la acera y das tres pasos hacia atrás.

– Una posible epidemia habrá si…un gato negro se cruza delante de una persona una noche de luna llena.

 

No todo es blanco o negro

Si has estado prestando atención, sabrás que se trata de mitos y supersticiones que no coinciden con la realidad, ya que el color de un gato poco tiene que ver con que tengas un traspiés o pierdas el tren.

Es más en algunos países los gatos negros son un símbolo de buena suerte:

    • Que un gato negro salga al encuentro de unos novios que estén a punto de casarse es un símbolo de felicidad y fecundidad en Gran Bretaña.
    • Si un gato negro toca un juego antes de que comience se cree que trae buena suerte.
    • En Kentucky, se considera que si un gato negro entra en una casa traerá buena suerte.
    • Los marineros creían que tener un gato negro a bordo también traía buena suerte aunque dentro del barco no se podía pronunciar la palabra ‘gato’. Además, las mujeres de los marineros que aguardaban su vuelta tenían un gato negro en casa para llamar a la buena suerte y que, así, sus maridos volviesen a casa sanos y salvos.
    • En Italia celebran el Día del Gato Negro, una forma de eliminar la absurda superstición de que el gato negro trae mala suerte.

NUESTRA CONCLUSIÓN: Si un gato negro se cruza contigo… quédate tranquilo y déjale seguir su camino

Quizá también te interese

Deja un comentario