S, Wiki

¿Pará que sirve el Sorbitol? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El sorbitol es un polialcohol o azúcar-alcohol polihídrico procedente del azúcar. Es un aditivo estabilizante y humectante también conocido como E-420(i)  o E-420(ii) si se presenta en forma de jarabe.

El sorbitol es un polialcohol que se obtiene a través de la reducción de la glucosa y es uno de los glúcidos principales producidos a través de la fotosíntesis en las hojas adultas de ciertas plantas. El sorbitol es absorbido por el cuerpo humano lenta e incompletamente y proporciona 2,4 Kilocalorías por gramo (frente a las 4 kcal/g que proporciona un gramo de carbohidratos) por lo que se considera un edulcorante de valor calórico reducido.

Los polioles se metabolizan de manera incompleta. Parte del sorbitol es absorbido y metabolizado por el cuerpo en forma fructuosa y la fracción restante es fermentada por la  flora intestinal en el intestino grueso. Igualmente, los polioles producen una baja respuesta glucémica, siendo considerados buenos edulcorantes para sustituir al azúcar en personas con problemas de diabetes.

El sorbitol además de ser un edulcorante bajo en calorías, es un estabilizante, humectante y un aumentador de volumen. El sorbitol es un agente osmótico, comportándose como un sólido higroscópico que se utiliza en la industria como humectante, es decir, permite la redistribución del agua y de los electrolitos, manteniendo la humedad apropiada de los productos e impidiendo que se separen sus fases, (fase acuosa y la fase grasa).

El sorbitol puede obtenerse de forma natural (naturalmente se encuentra en productos vegetales tales como las frutas: manzanas, ciruelas, cerezas y uvas), pero su empleo en la industria suele ser de origen sintético a partir de la glucosa.

¿Para qué sirve?

El menor contenido del sorbitol frente a otros edulcorantes como el azúcar hace que sea muy utilizado como edulcorante para reducir el contenido calórico de los alimentos sin sacrificar el sabor dulce. Además, al ser metabolizado más lentamente que el azúcar, incrementa la glucemia más lentamente y puede ser empleado por las personas diabéticas. Por el mismo motivo también puede emplearse en diferentes alimentos para deportistas donde se desea proporcionar carbohidratos de forma prolongada.

Asimismo, el sorbitol presenta un menor riesgo de caries dentales y es añadido a productos como caramelos, chicles e incluso a pastas de dientes.

Precauciones

Normalmente no presenta efectos en las concentraciones usadas habitualmente. La ingesta excesiva de sorbitol debido a la fermentación puede provocar dolor abdominal leve e incluso puede cursar con diarrea, gases, náuseas, calambres leves del estómago o irritación rectal. Los efectos adversos normalmente ocurren después de una ingesta de 25 a 30 gramos en una sola toma, cantidad muy por encima de su uso normal en los alimentos. Sin embargo, algunas personas especialmente sensibles pueden sufrir la formación de gases y efecto laxante incluso con dosis pequeñas (como tan solo 5 gramos). Aunque no existen límites para el consumo de sorbitol, se estima que la dosis máxima tolerada por el intestino es de 0,15 g/kg de peso para el hombre y 0,24 g/kg de peso para la mujer.

El sorbitol puede ejercer un efecto diurético, que si es consumido en exceso puede generar diuresis elevada, perdida excesiva de electrolitos, edema, sequedad bucal o sed e incluso deshidratación.

Parece ser que su uso en exceso puede crear cierta dependencia, e incluso es posible que la retinopatía y la neuropatía diabética puedan estar relacionadas con la presencia excesiva de sorbitol en las células de los ojos y en las de los nervios. Aunque es un azúcar de asimilación lenta, cuando se consumen en cantidades excesivas pueden elevar los niveles de glucosa sanguínea y su empleo no está permitido en niños menores de 1 año porque puede causar diarreas severas.

Quizá también te interese