Si entrenas con frío… ¡toma castaña!

08 de noviembre de 2016

Ya estamos en noviembre y es imposible evitar pensar en el fruto seco por excelencia del otoño: la castaña. Y es que, para combatir el frío, no hay nada mejor que un puesto callejero de castañas recién asadas. Se trata de un plato propiamente otoñal, y el más característico en las tardes más frías de esta época del año.

castaña
Antes del descubrimiento de América y de la llegada a Europa del maíz y la patata, la castaña, junto al trigo, eran la base de la alimentación de la población europea. Sea como fuere, no hay duda de que las castañas son un alimento saludable con importantes beneficios nutricionales que podemos encontrar en el otoño.

Hoy te queremos explicar más de cerca los beneficios y propiedades de la castaña, para que este invierno no dudes en disfrutar de recetas con este manjar otoñal.

Propiedades de la castaña:

Estacionalidad: la castaña es un fruto estacional, es decir, solo lo podemos encontrar en un periodo concreto del año (que va desde octubre hasta diciembre aproximadamente). De este modo, es importante aprovechar los meses de otoño para consumirlas.
Si eres un fanático de las castañas y quieres consumirlas durante todo el año, puedes congelarlas. La forma más rápida y sencilla de hacerlo será meter las castañas con la piel crudas en bolsas o recipientes aptos para el congelador. Podrás ir sacándolas a medida que necesites castañas e incluso asar las castañas directamente congeladas, pero para asarlas congeladas debes realizar un corte en la cáscara antes de la congelación ¡no vayan a estallar en la cocina!
Calorías: lejos de lo que se piensa sobre que los frutos secos contienen una alta carga calórica, las castañas son el fruto seco menos calórico de todos. Esto se debe a su gran cantidad de agua y poca cantidad de grasa. Debido a esto, la castaña es el fruto seco perfecto como tentempié en la época otoñal o para preparar dulces o recetas bajas en calorías.
Valor nutricional: el valor nutricional de la castaña es más parecido a la de un cereal que a cualquier fruto seco. En comparación con el resto de frutos secos, contiene menos proteínas y más hidratos de carbono de alta calidad, proporcionando energía para realizar las actividades diarias o deportivas. Las castañas son ricas en carbohidratos complejos los cuales pueden ser absorbidos por el organismo de una manera lenta, así se mantienen los niveles de azúcares equilibrados y se evita la sensación de hambre.
Vitaminas y Minerales: tiene un gran contenido en vitaminas del grupo B (por su alto contenido en agua). Además, también podemos destacar su cantidad en vitamina C, por lo que le da una pequeña propiedad antioxidante. En cuanto a los minerales destaca por encima de todos su alto aporte de potasio junto al magnesio.

Energía [Kcal] 190 Potasio [mg] 500 Vit. B1 [mg] 0,18
Agua [g] 52 Magnesio [mg] 34,30 Vit. B2 [mg] 0,23
Proteínas [g] 2,65 Calcio [mg] 36,53 Vit. B3 [mg] 0,95
Hidratos de Carbono [g] 36,50 Hierro [mg] 1,58 Vit. B6 [mg] 0,32
Fibra [g] 6,70 Zinc [mg] 2,36 Vit B9 [µg] 12,42
Grasa [g] 2,20 Sodio [mg] 11 Vit. C [mg] 17,20

Por último, se recomienda consumir las castañas cocinadas, por ejemplo, asadas. Esto se debe a que es un alimento rico en taninos y si se consumen en crudo puede producir alguna molestia intestinal. Además es conveniente que las castañas recogidas en el bosque sean almacenadas durante 7 o 10 días para que su contenido en taninos disminuya.

castaña

Ya ves las grandes propiedades nutricionales que tiene la castaña, ahora te toca a ti preparar ricas recetas con este excepcional fruto seco.

forma Yago

Quizá también te interese

Deja un comentario