S, Wiki

¿Pará que sirve el Selenio? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El selenio es un mineral traza de gran importancia en la salud humana. Se puede presentar en forma orgánica (más fácilmente absorbible) o inorgánica, también llamada selenato o selenito.

El selenio es utilizado para crear “glutatión peroxidasa.” Enzima conocida por sus elevada capacidad antioxidante y que contribuye a la función inmune normal, protección del daño celular y a combatir una amplia variedad de enfermedades.

El selenio también estimula la producción de células blancas de la sangre, contribuye al funcionamiento normal de la tiroides y favorece un metabolismo sano.

La deficiencia de selenio se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedades como el cáncer y enfermedades del corazón. La carencia de selenio también se ha relacionado con debilidad y fatiga, función inmunológica alterada, degeneración macular, cataratas, esterilidad o alteraciones articulares.

Las personas activas tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de selenio debido a que el ejercicio incrementa la producción de radicales libres. Y la producción de la enzima antioxidante glutatión puede ayudar a gastar los depósitos de selenio. Por esta razón es importante cuidar la alimentación y en caso necesario se puede consumir en forma de complemento alimenticio. Los riesgos de deficiencia también son mayores en los adultos jóvenes, vegetarianos, ancianos, fumadores y personas expuestas a sustancias químicas tóxicas.

El consumo de una dieta rica en selenio combinado con vitamina E puede incrementar su capacidad para estimular el sistema inmune, contribuyendo a proteger el cuerpo de enfermedades, infecciones e inflamación. El selenio se ha relacionado con propiedades antienvejecimiento, inhibiendo el deterioro físico y mental, contribuyendo a mantener un metabolismo correcto y estimulando el funcionamiento saludable de la tiroides. También hay que destacar la contribución del selenio en la espermatogénesis normal. Igualmente interviene en el normal mantenimiento del cabello y de las uñas.

El selenio es mejor absorbido cuando forma parte de una molécula orgánica como un aminoácido, comúnmente metionina o cisteína. Mientras que el selenio orgánico es prácticamente absorbido en su totalidad, el selenio inorgánico suele absorberse en un 50%. En los alimentos el selenio se presenta casi exclusivamente en forma de selenometionina presente principalmente en las plantas y selenocisteína en los alimentos de origen animal. Las formas inorgánicas de selenio pueden encontrarse en la remolacha, coles y levaduras.

El selenio está presente en el suelo de cultivo en cantidades variables, de ahí pasa a los alimentos vegetales como frutas y verduras, que son consideradas buenas fuentes de selenio. Otras buenas fuentes de selenio son las carnes, los mariscos, los cereales integrales, levadura, germen de trigo y sobre todo, las nueces del Brasil.

Es importante tener en cuenta que el selenio suele perderse durante algunos procesados de los alimentos, por eso es importante consumir alimentos frescos para prevenir deficiencias.

Aplicaciones

El selenio suele ser consumido en forma de complemento alimenticio para prevenir su carencia. Además, suele utilizarse como complemento en tratamientos como el del cáncer, enfermedades cardiovasculares, depresión, artritis, dermatitis atópica y otras enfermedades de la piel como eczema o psoriasis, cataratas, asma, agrandamiento de la próstata y cirrosis.

Un consumo adecuado de selenio se ha asociado con reducción de las tasas de cáncer, en particular cáncer de mama, colon, recto, próstata, pulmón, ovario, vejiga, páncreas, y piel. Igualmente, la investigación ha demostrado que puede reducir las tasas de mortalidad en personas que ya tienen la enfermedad. Un estudio, mostró que las personas que tomaron 200 microgramos de selenio durante 7 años presentaron reducciones del 50% en la tasa de cáncer y en los hombres se vieron reducciones del 65% en la tasa de cáncer de próstata. Sin embargo, se necesitan investigaciones adicionales para poder afirmar que es un mineral anticancerígeno.

Por otro lado, se ha observado que la aparición de enfermedades cardiovasculares es mayor si la ingesta de selenio es baja, debido a que selenio combate los radicales libres. Las investigaciones indican que el selenio puede ayudar a disminuir la obstrucción de las arterias, reducir la inflamación en el corazón, aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno) y disminuye el colesterol LDL (colesterol malo), ayudando a la sangre fluya sin problemas a través de los vasos sanguíneos. Un estudio mostró una disminución de los síntomas en casi el 100% de los pacientes que suplementaron con selenio y vitamina E.

El consumo de selenio es significativamente beneficioso para cualquier persona con inflamación como artritis, ya que combate las sustancias que causan el daño a los tejidos. Tras varios estudios se ha demostrado que el selenio puede reducir la inflamación de las articulaciones, el dolor y la rigidez, especialmente la que se produce a primera hora del día.

El selenio contribuye a la producción de glutatión peroxidasa. Esta enzima producida en cantidad adecuada en la lente de los ojos, ha demostrado tener efectos preventivos significativos en la formación de cataratas. La glutatión peroxidasa también ayuda a proteger contra los efectos dañinos de la luz ultravioleta, pudiendo considerar al selenio como una herramienta importante para prevenir e incluso tratar las quemaduras solares y otras formas de daño solar.

La suplementación con 200 microgramos extras de selenio al día, aumenta la capacidad de los linfocitos para eliminar las células tumorales (118%), mientras que por otro lado también aumenta la actividad de los glóbulos blancos (82,3%).

Dosis

Ingestas de referencia en la dieta para el selenio está en torno a los 55 microgramos/día.

Las mujeres embarazadas o lactantes presentan una (CDR) cantidad diaria recomendada mayor, pero deben consultar con su médico en cada uno de los casos.

El selenio se puede tomar con o sin alimentos, sin embargo cuando se toma como parte de una fórmula multivitamínica, se recomienda tomar con alimentos. No se debe consumir grandes cantidades de vitamina C de forma conjunta con el selenio con el estómago vacío, grandes cantidades de minerales traza como el zinc, ya que pueden interferir en su absorción.

Precauciones

El consumo de selenio en las dosis normales se considera seguro. Sin embargo consumos excesivos de selenio en la dieta procedente de los alimentos o complementos alimenticios pueden generar síntomas como náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, alteraciones del cabello y las uñas o alteraciones del metabolismo del azufre. La dosis máxima admitida como tolerable es 400 µg/día. Y se han observado efectos adversos a partir de niveles de 910 µg/día.

Quizá también te interese