Receta de galletas caseras para tu perro

16 de agosto de 2019

¿Te gusta darle premios, de vez en cuando, a tu fiel compañero?

Seguro que no te cuesta mucho imaginar esa carita peluda mirando fijamente la galleta que sostienes en la mano mientras la baba empieza a asomar por su boca. Y es que sabemos que te derrites cuando tu perro te pone ojitos, Lógico: ese premio puede ser una auténtica delicia para tu mascota. De hecho, son muchas las tiendas especializadas que son conscientes de esto y venden premios y golosinas para tu mascota. El problema es que, a veces, los ingredientes que llevan no nos convencen por sus aditivos, su precio o porque buscamos dar un paso más.

¡Aquí estamos nosotros para dar solución a tus problemas! 😆

¿Sabias que puedes elaborar tu mismo unas deliciosas galletas caseras para premiar a tu perro? Además, podrás elegir los ingredientes que mejor le vengan a tu compi.

Esta opción es perfecta para tu perro ya que por un lado, le ayudará a limpiar el sarro de sus dientes y, por otro, serán un buen complemento nutricional a su alimentación diaria. Así que ya no tienes excusa, colócate el delantal y presta atención a la siguiente receta fácil, sencilla y rápida que te explicamos a continuación:

INGREDIENTES:

  • 200g de pollo o ternera, sin huesos ni piel (MUY IMPORTANTE limpiarlos bien).
  • 100g de harina de avena Amazin’ Foods.
  • 1 Huevo batido.
  • Esencia de vainilla. (Opcional)
  • Aceite de Oliva.

PREPARACIÓN:

  • Precalienta el horno a 180º mientras elaboras la masa.
  • Bate el huevo en un recipiente.
  • Mezcla el huevo con la harina de avena, hasta conseguir una masa homogénea.
  • Agrega el pollo o la ternera (muy picados), una cucharadita de aceite de oliva y un par de gotas de esencia de vainilla.
  • Mezcla bien todos los ingredientes y moldea la masa con tus manos.
  • Sobre una tabla, aplana la masa con un rodillo.
  • Dale la forma deseada cortándolas con un molde de galletas, puedes hacerlo con la forma que mas te guste: hueso, estrella, corazón…
  • Colócalas sobre una bandeja cubierta con papel de horno y deja que se cocinen durante 15 minutos hasta que queden bien doraditas.
  • Transcurridos los 15 minutos, déjalas enfriar. Una vez frías puedes ofrecérselas a tu perro. Eso si, siempre de una forma moderada, ya que los excesos no son buenos.

Premiar a tu mejor amigo peluso de manera saludable, es doblemente satisfactorio.

Quizá también te interese

Deja un comentario