Maquillaje y Acné: los mejores trucos y consejos

24 de abril de 2019

En nuestros días, el maquillaje se ha convertido en la herramienta favorita de muchas mujeres para resaltar sus virtudes y disimular sus defectos. Dichos defectos suelen ser manchas, marcas, tono desigual, tez apagada o… el temido acné.

El acné normalmente está producido por desajustes hormonales, estrés o mala alimentación entre otros factores. Aunque obviamente el uso de maquillaje resulta ideal para disimularlo, muchas veces nos asalta una duda: ¿al utilizar maquillaje me saldrán más granos?

En el artículo de hoy queremos dar respuesta a todas las preguntas relacionadas con el uso del maquillaje en pieles acnéicas, así como daros unos trucos infalibles para que la combinación de ambos sea lo más eficaz y satisfactoria posible.

Tengo acné: ¿Si uso maquillaje me saldrán más granos?

Si sufres habitualmente brotes de acné, seguro que has visto más de un tutorial con mujeres que aplican capas y capas de maquillaje sobre su rostro para ocultarlo. Antes de lanzarte a la operación “chapa y pintura” es importante que tengas en cuenta una serie de factores que pueden hacer que tu piel empeore:

  • Productos de máxima calidad

Asegúrate de que la base de maquillaje que vayas a utilizar está dermatológicamente testada. Es más, marcas de alta gama y marcas cosméticas de farmacia nos ofrecen bases específicamente formuladas con activos para tratar el acné. ¡Embellece tu rostro mientras luchas contra los granitos!

  • Oil Free

Ten en cuenta que los productos con aceite suelen aportar grasa a la piel haciendo que salgan más granos. Fíjate en que la base de maquillaje y el corrector que vayas a utilizar sean oil free (libre de aceite).

  • No Comedogénicos

Además de libre de aceites, es aconsejable que los productos sean no comedogénicos. Esto significa que dicho ha tenido que pasar una serie de tests que demuestran su No Comedogenicidad, es decir, que no produce comedones (puntos negros o espinillas ocasionados por la obstrucción de los poros).

  • Conoce tu piel

Comunmente las pieles acnéicas suelen ser grasas, pero es posible que además de grasa tu piel esté deshidratada. Por eso es muy importante identificar qué tipo de piel tenemos exactamente, para usar todos los productos cosméticos adaptados a sus necesidades. Descubre en este interesante artículo de nuestro blog más curiosidades sobre la piel grasa.

  • Prepara el rostro

Antes de aplicar el maquillaje debes preparar la piel con un producto hidratante (crema o gel) y un primer o prebase para sellar los poros. De esta forma el maquillaje se asentará mejor, consiguiendo un resultado más natural.

  • Corrector verde: nuestro mejor aliado

Los correctores en tono verde son los más indicados para neutralizar los granos rojizos. Una vez aplicado sobre las rojeces, lo difuminamos y ponemos la base de maquillaje sobre todo el rostro a toquecitos con una brocha o esponja. ¡No frotes! de esa forma arrastrarías el corrector que cubre tus granitos.

  • Mantén una buena higiene

Limpiar el rostro antes de ir a dormir es un paso indispensable para cualquier mujer, y más aún cuando nuestra piel es acnéica y nos hemos maquillado. Durante la noche se activa la renovación celular de la piel, si no hemos retirado el maquillaje del rostro esta envejecerá más rápidamente. Además, los poros están obstruidos por el maquillaje, lo cual no permitirá la oxigenación de los mismos haciendo que salgan más granos y puntos negros.

  • Limpia los utensilios

Mantén las brochas, pinceles o esponjas con las que aplicas el maquillaje siempre limpias. Evitarás propagar los gérmenes que se acumulan en ellas y que el acné se extienda. Además, no guardes las brochas en neceseres con otros productos, déjalas en un lugar aireado específico para ellas, así sus cerdas no se contagian con las bacterias que puedan tener el resto de productos.

Acné Cosmético

Este tipo de acné se produce cuando la piel reacciona ante algún componente del cosmético o del maquillaje, ya sean jabones, cremas, bases de maquillaje e incluso coloretes. Suele manifestarse con la aparición de granitos, irritaciones y puntos negros, o empeorando el estado del acné previo.

Intenta identificar el o los ingredientes que lo han producido, y evita los productos que lo contengan fijándote muy bien en su composición antes de utilizarlos.

Normalmente este tipo de acné desaparece cuando dejamos de utilizar el producto. Si no es así, lo mejor es que consultes con tu médico.

Si sufres de acné lo mejor para que no empeore es utilizar productos de buena calidad y siempre adaptados a tu tipo de piel. Una gran opción son los productos cosméticos de origen ECO / BIO ya que sus ingredientes son más afines y respetuosos con la piel. Y recuerda que con esto, como con casi todo en la vida, lo mejor es tener paciencia.

firma-lidia-es

Quizá también te interese

Deja un comentario