M, Wiki

¿Pará que sirve el Maíz? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El maíz (Zea mays) es un cereal originario de América que fue introducido en Europa en el siglo XVII y actualmente es el cereal con el mayor volumen de producción a nivel mundial, superando incluso al trigo y al arroz. Se trata de una planta anual, estival, que posee tallos en forma de cañas macizas a diferencia del resto de miembros de las gramíneas, cuyas cañas son huecas. En las denominadas mazorcas es donde se encuentran las semillas o granos de maíz, la única parte del maíz empleada en alimentación humana. Los granos de maíz se emplean en la realización de harinas, maicena, aceite de maíz, puede cocinarse entero, consumirse como cereales de desayuno, palomitas…

Se trata de una especie de gramínea de la que se dispone de numerosas variedades:

  • Maíz harinoso o amiláceo: como su nombre indica, es una variedad destinada a la fabricación de harinas, presenta un almidón muy blanco.
  • Maíz dentado: se caracteriza por presentar una muesca en el grano.
  • Maíz dulce: empleado habitualmente como verdura, se comercializa de manera habitual como conserva.
  • Maíz de corteza dura: presenta un grano muy duro y es típico de américa.
  • Maíz reventador o corn: se caracteriza por la capacidad explosiva de su cubierta tras ser sometido a un tratamiento térmico. Es el maíz de palomitas.

Características nutricionales del maíz.

El grano de maíz presenta diferentes partes y cada una de ellas presenta una composición nutricional diferente.

  • El pericarpio o cubierta se caracteriza por un elevado contenido de fibra, aproximadamente el 87%, la que a su vez está formada fundamentalmente por hemicelulosa (67%), celulosa (23%) y lignina (0,1%).
  • El endospermo, en cambio, contiene una cantidad elevada de almidón (87%), aproximadamente 8% de proteínas y un contenido de grasas crudas relativamente bajo.
  • El germen se caracteriza por un elevado contenido de grasas (33% de media) y contiene también una cantidad importante de proteínas (próximo al 20%) y minerales.

La composición del maíz varía de forma muy importante si se analiza como granos enteros recién recolectados, secos o cocidos:

Macronutrientes Maíz amarillo Maíz Amarillo Dulce (cocido)
Kcal 365 83
Agua 10.37 g 74 g
Carbohidratos 74.26 g 18.69 g
Azúcares 0.64 g 3.15 g
Fibra 7.3 g 2.60 g
Proteínas 9.42 g 3.15 g
Grasas 4.74 g 1.15 g

Además el maíz también contiene minerales entre los que destacan el potasio, el fósforo y el magnesio y que se encuentran en mayor proporción, aunque también se encuentran en cantidades destacables el hierro y el zinc. En cuanto al aporte de vitaminas, el maíz presenta cantidades significativas de prácticamente todas las vitaminas, salvo por que no contiene vitamina B12. Destacan los folatos y presenta también cantidades importantes de las vitaminas B1, B2, B3, B6, vitamina C, vitamina A y vitamina E.

El maíz, al igual que el resto de cereales, es pobre en ciertos aminoácidos esenciales como la lisina, el triptófano y la isoleucina por lo que para completar la dieta, sería conveniente ingerir el maíz junto con legumbres, ricas en los aminoácidos que le faltan al maíz y estas a la vez deficientes en otros que el maíz aporta en cantidades suficientes.

¿Para qué sirve?

El nutriente principal que proporciona el maíz son los carbohidratos, proporcionando energía para las distintas funciones biológicas. Además, si se consume el grano de maíz junto con la capa de salvado se consume la fibra del cereal contribuyendo a mantener la salud digestiva y mejorando el tránsito intestinal, que a su vez, se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer de colon. Además, gracias a su contenido en fibra, el consumo del grano entero contribuye a mantener la saciedad ayudando en las dietas de pérdida de peso y promueve un metabolismo de la glucosa más saludable.

Una de las ventajas principales del maíz es que es uno de los pocos cereales que no contienen gluten, lo que le permite ser consumido por las personas celíacas. Debido a esto, el maíz se ha empleado en alimentación sustituyendo a la harina en numerosos productos alimenticios como pan, bizcochos, rebozados, sin olvidar su amplio empleo en productos elevados en carbohidratos destinados especialmente para deportistas tanto intolerantes al gluten como los que simplemente deseas carbohidratos de otras fuentes tan positivas y ricas en nutrientes como el maíz.

Gracias a su contenido en fibra y en folatos el maíz puede contribuir a mantener la función cardiovascular, además de ser de gran importancia para las mujeres embarazadas ya que previenen los defectos de nacimiento. Asimismo, de un carotenoide presente en el maíz (beta-cryptoxanthin) se ha visto que puede disminuir el riesgo de contraer cáncer pulmonar.

Gracias a su contenido en Vitamina B1, contribuye en la producción de energía y en el funcionamiento de las células del cerebro, ayuda en la síntesis de acetilcolina, neurotransmisor esencial para la memoria, ya que se ha relacionado su ausencia con la falta de memoria senil y con el Alzheimer.

El maíz es una buena fuente de ácido pantoténico, el ácido pantoténico es necesario para el metabolismo de los carbohidratos, las proteínas y los lípidos. El ácido pantoténico también es indispensable en épocas de stress, ya que respalda el funcionamiento de las glándulas adrenales.

Dosis

El maíz debe consumirse en un contexto de una dieta sana, variada y equilibrada.

Quizá también te interese