La importancia de los antiparasitarios en las mascotas

27 de abril de 2020

Con la llegada de las altas temperaturas, comienza el periodo de mayor aparición de parásitos en nuestras mascotas, pues durante esta época se presentan las condiciones ideales para su desarrollo y multiplicación.

Por ello es muy importante conocer que tipos de antiparasitarios existen en el mercado además de como usarlos, su duración, y que tipos de parásitos externos hay. Estos pequeños animales pueden llegar a transmitir a nuestros perros y gatos algunas enfermedades de especial gravedad como son la leishmaniosis, babesiosis o dirofilaria, entre muchas otras.

La primera medida que tenemos que tomar es mantener una rutina higiénica adecuada algo que puede parecer básico pero que es esencial y puede evitar muchos problemas.

En nuestro  blog de hoy te contamos todo lo que necesitas saber para que, cuando sea el momento indicado, tu mascota este totalmente protegida 😎 .

TIPOS DE ANTIPARASITARIOS

Hoy en día existen en el mercado numerosos antiparasitarios para poder proteger al máximo a nuestras mascotas, si no sabes cuales son, a continuación te hablamos de ellos:

 ➡ 1. Pipetas: las pipetas antiparasitarias para perros son un producto destinado a repeler parásitos externos como mosquitos, pulgas o garrapatas, garantizando la máxima protección de tu mascota con tan solo una aplicación mensual. A continuación te contamos como aplicarlas correctamente:

Comienza en primer lugar vertiendo el contenido de la pipeta en la zona de unión entre el cuello y la espalda.

El producto debe penetrar perfectamente hasta quedar en contacto con la piel, por lo que es recomendable que levantes el pelo de tu mascota.

Repite esta misma acción pero ahora en la base de la cola.

Recuerda que únicamente puedes llevar a cabo este proceso si tu perro no está infestado.

En caso de que hayas detectado la presencia de pulgas o garrapatas en tu mascota, deberás utilizar previamente un tratamiento adecuado para su extinción.

Para asegurarte de que la pipeta hace su efecto al 100%, debes seguir los siguientes consejos:

  • Cuando vayas a aplicar la pipeta a tu mascota, esta deberá tener el pelo seco para que el producto penetre sin dificultad por la piel.
  • Ten siempre en cuenta el plazo de caducidad de la pipeta y renueva su aplicación según indique el fabricante.
  • No bañes a tu perro hasta que hayan pasado al menos 48 horas desde la aplicación de la pipeta para que se fije bien el producto.

Existen diferentes tipos de pipetas antiparasitarias para tu mascota. El aspecto primordial que deberás tener en cuenta para elegir la más adecuada es el peso de tu perro. De esta forma, podemos distinguir entre las pipetas destinadas al uso en perros pequeños, en medianos  y en grandes.

¡Fíjate bien en este aspecto antes de comprar tu pipeta antiparasitaria!

 ➡ 2. Comprimidos: en lugar de aplicarse de manera tópica, como suele hacerse con las pipetas, collares o sprays, las pastillas antiparasitarias para perros actúan desde el interior de la mascota impidiendo que los huevos de las pulgas eclosionen y la infestación empeore. Las pastillas antiparasitarias para perros son totalmente seguras para el animal aunque, con certeza, lo más recomendable será que se consulte con el veterinario de confianza antes de proceder a usar este antiparasitario en forma de pastilla, ya que es posible que algún excipiente pueda causar alergia o que no sea el método más recomendado para las circunstancias del animal.

Su efecto es bastante inmediato y dura entre un mes y tres meses dependiendo del principio activo. Al igual que las pipetas, se comercializan según el rango de peso y la especie.

 ➡ 3. Collares:  los collares antiparasitarios son una elección muy común ya que son fáciles de usar y su efectividad es prolongada en el tiempo, debido a que sus principios activos se van liberando poco a poco. Su aplicación es muy sencilla:

Antes de colocar el collar a tu mascota, te recomendamos que limpies con un trapo húmedo el polvo al collar antes de ponerlo. A continuación, solamente tienes que colocar el collar ajustándolo al cuello de tu mascota dejando dos dedos entre cuello y collar (de manera que el animal pueda moverse con total libertad y a la vez no pueda quitárselo). Una vez que lo hayas colocado puedes cortar el sobrante dejando 5 cm tras el pasador. 

El collar empezará a hacer efecto pasada una semana. Para obtener un buen resultado, no le quites el collar en ningún momento durante los meses en los que se mantenga su efecto y presta atención por si tu mascota tuviera alguna reacción alérgica (en ese caso se lo tendrás que quitar de inmediato y hablar con tu veterinario de confianza para que te recomiende la opción adecuada para tu mascota).

El efecto repelente suele oscilar entre 6 meses en el caso de las garrapatas y 4 meses en el caso de las pulgas. En el caso de aquellos collares con protección frente al flebótomo, mosquito transmisor de la leishmaniosis, el efecto repelente puede variar entre los 6 y los 12 meses.

 Consulta con tu veterinario de confianza, para confirmar a partir de que edad puedes administrar el collar antiparasitario a tu perro. Por último fíjate en la talla del collar en función del tamaño del perro.

 ➡ 4. Sprays: los sprays son la opción perfecta cuando tu mascota ya está infestada por algún parásito externo o incluso si vas a llevarlo por zonas de alto riesgo puedes aplicarlo también como prevención para algún día concreto. Su acción es muy efectiva, ya que las pulgas y garrapatas mueren en las primeras 48 horas y, una vez muertas, se desprenden de la piel de nuestro perro. 

Su aplicación resulta algo más complicada que la de las pipetas ya que los sprays se deben pulverizar a contrapelo, procurando llegar a todas las zonas. En verano, cuando los insectos están más activos, lo recomendable es hacerlo cada dos o tres semanas. Es la opción más segura para cachorros ya que la mayoría de los sprays están indicados para su uso a partir de los primeros días de vida del animal.

PARÁSITOS EXTERNOS

Ahora que ya conoces los distintos tipos de antiparasitarios más comunes, te vamos a hablar de los tipos de parásitos externos existentes y de las posibles enfermedades que transmiten, muy atentos:

 💡 PULGAS: es el parásito externo más conocido. Ademas de provocar prurito, transmiten también otras enfermedades. Hay muchos animales que son alérgicos a la picadura de este insecto.

 💡 GARRAPATAS: pueden transmitir enfermedades infecciosas que pueden acabar siendo graves. Estos parásitos, se clavan a la piel de nuestra mascota para alimentarse de sangre, por lo que deberemos tener mucho cuidado y actuar con rapidez en el caso de que nuestra mascota tenga muchas, ya que pueden provocar anemia en el animal.

 💡 ÁCAROS: existen varios tipos de ácaros. La mayoría provocan sarna con mucho prurito y piel seca con un olor intenso. Algunos viven en los oídos y transmiten otitis.

 💡 MOSCAS: las moscas son una plaga en verano, principalmente para los animales que viven cerca de granjas. Pueden poner sus huevos en heridas de la piel y hacen picaduras en las orejas de los perros.

 💡 MOSQUITOS: los mosquitos son algunos de los parásitos mas peligrosos, ya que son  transmisores de enfermedades como la leishmaniosis y la filariosis.

CONSEJOS PARA PREVENIR LOS PARÁSITOS EXTERNOS

A continuación te damos algunos sencillos tips para que aunque protejas a tu mascota con algún antiparasitario, puedas prevenirlos:

  • Mantén limpio el entorno.

Particularmente los lugares donde tu mascota pase la mayor parte de su tiempo. Lava regularmente con agua caliente su cama, toallas, juguetes, platos de agua, abrigos… esto ayudará a destruir los parásitos como las pulgas y sus huevos.

  • Cepilla a tu mascota diariamente.

Una buena forma de prevenir y controlar la aparición de parásitos es controlar el pelaje de tu perro. Si lo cepillas varias veces a la semana, detectarás rápidamente si sufre la presencia de algún parásito y le ayudarás a librarse de ellos.

  • Evita salir a pasear por zonas rurales y áreas boscosas.

Estas zonas son el paraíso de las pulgas y garrapatas. Cuando vayas a pasear intenta mantenerte en caminos y asegúrate que tu perro está contigo.

  • Realiza una breve revisión a tu mascota cuando volváis de la calle.

Recuerda revisar entre los dedos, los pliegues que se forman en la piel, detrás de los oídos, en las axilas, la cola, la cabeza y el vientre, son los lugares más habituales donde se esconden las garrapatas. Revisa bien sus orejas y limpia su parte externa e interna con mucho cuidado. Puedes utilizar una gasa limpia para el interior y una gasa con agua para el exterior.

  • Baña a tu mascota.

Es recomendable realizar un baño de forma periódica, siempre dependiendo de la raza y el tipo de pelo de tu perro.

  • Recoge siempre las heces de tu perro.

Es muy importante recoger toda la materia fecal de tu mascota, tanto de áreas públicas como dentro de tu hogar o jardín, con este sencillo hábito evitaremos el riesgo de contagio de parásitos.

  • Acude a tu veterinario de confianza.

Acude a tu veterinario para que le realice un buen chequeo a tu perro, especialmente recomendado en temporada alta de pulgas y garrapatas (de marzo a octubre). Él te ayudará a decidir qué producto puede ser eficaz para la prevención y lucha contra los parásitos, a la vez que seguro para tu perro.

Esperamos que toda esta información te sirva de ayuda, como has podido observar , las opciones son muchas a la hora de prevenir a nuestro perro o gato frente a los parásitos externos. Eso sí, decide con la ayuda de tu veterinario cuál es la más adecuada para tu animal, qué dosis necesita o cómo aplicarla.

Y recuerda: de su correcta utilización dependerá su eficacia.

Quizá también te interese

Deja un comentario