L, Wiki

¿Pará que sirve la L-Glutamina? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

¿Qué es la L-Glutamina?

La glutamina es un aminoácido no esencial o condicionalmente esencial cuya función principal es transportar los grupos nitrogenados, por esta razón es el aminoácido en forma libre más abundante en la sangre y en los músculos (60%).

La glutamina se sintetiza a partir del ácido glutámico, aunque también los BCAA's tienen la capacidad de actuar como precursores. La glutamina es uno de los pocos aminoácidos que presenta dos átomos de nitrógeno, lo que lo convierte en una buena fuente de nitrógeno y por otra parte, su síntesis ayuda a reducir el amoniaco producido en otros tejidos.

La glutamina forma parte de las proteínas y existe una relación directa entre el nivel de glutamina libre en los músculos y la capacidad de anabolismo, en gran parte debido a su capacidad de regular la hidratación celular y de incrementar la síntesis de hormona de crecimiento. (Welbourne, 1995.).

La glutamina posee la capacidad de servir como fuente energética a las células del sistema inmune y las células de la mucosa intestinal, posee la capacidad de neutralizar la acidez de los músculos e interviene en la formación de la glucosamina. Igualmente, la glutamina participa en la síntesis de bases púricas y pirimidinicas necesarias para la síntesis de ácidos nucleicos, sin olvidar que es precursor de la enzima antioxidante glutatión y del neurotransmisor glutamato.

En el deportista la glutamina debe ser considerada como un aminoácido esencial ya que su consumo es mucho mayor a su síntesis. Durante el ejercicio los niveles de glutamina disminuyen, observándose su nivel más bajo en torno a los 90 minutos después del entrenamiento. También se ha observado que el entrenamiento en altura incrementa los requerimientos de glutamina.

Durante el ejercicio la glutamina puede ser utilizada como fuente de energía y contribuye a proteger los músculos del catabolismo proteico que se produce en ejercicios prolongados o durante estados de reposo forzado e inmovilización.

Por último, se piensa que es capaz de atravesar la barrera hemato-encefálica y favorecer el estado de alerta mental, el estado de ánimo y la memoria.

Algunas fuentes naturales de glutamina son:

  • Origen animal: carne, pescado, lácteos y huevos.
  • Origen vegetal: perejil, espinaca, legumbres, cereales integrales y semillas.

La glutamina se destruye durante el cocinado por lo que deben consumirse los alimentos en crudo, u optar por un complemento dietético para reforzar su aporte.

¿Para qué sirve?

Como ayuda ergogénica, la glutamina sirve para acelerar la recuperación y estimular el crecimiento muscular ya que aumenta el volumen y la hidratación celular, favorece la síntesis proteica y la síntesis de glucógeno.

Además, es capaz de mejorar el rendimiento por reducción de la fatiga muscular al disminuir la acidosis durante el ejercicio, servir como sustrato para la síntesis de glucosa y ahorrar glucógeno.

La glutamina presenta la capacidad de reducir el catabolismo muscular en deportes con gran destrucción muscular, reduce las molestias causadas por las agujetas, es útil para estimular el sistema inmunológico y reducir así los síntomas derivados del sobreentrenamiento.

También resulta útil como agente anticatabólico durante periodos de lesión o inmovilización.

Asimismo, la suplementación con glutamina mejora la capacidad antioxidante del cuerpo, sobre todo en situaciones de estrés o enfermedad.

La glutamina también ha demostrado mejorar la rehidratación mejorando la absorción del agua y los electrolitos.

Una de las formas más modernas de suplementación para incrementar su utilización por parte del músculo consiste en péptidos de glutamina. También se emplea la suplementación indirecta con BCAAs o mediante el consumo de carbohidratos durante el ejercicio para atenuar su utilización como sustrato y la reducción de su concentración plasmática.

La glutamina es empleada en nutrición clínica para acelerar la cicatrización de úlceras digestivas, enfermedades del tracto digestivo, prevenir la pérdida de masa muscular, soporte nutricional en oncología e inmunodeficiencias.

Dosis

Al no tratarse de un aminoácido esencial no se han descrito requerimientos mínimos, sin embargo las dosis diarias como suplemento rondan los 50 miligramos/kg/día y como suplemento deportivo se recomiendan entre 4 y 10 gramos al día.

En relación con el deporte se debe consumir 1 hora antes y durante el entrenamiento si se pretende que actúe como protector muscular, mientras que se aconseja consumir unos 60 minutos después si se desea favorecer la recuperación y el anabolismo muscular.

Otro momento adecuado para su consumo es antes de acostarse y favorecer así la recuperación durante la noche.

En casos clínicos como el soporte de inmunodeficiencias y mantenimiento del peso dosis de 20 a 40 gramos al día han mostrado los mejores resultados.

Precauciones

La glutamina se considera un suplemento seguro si se utiliza dentro de las dosis recomendadas. Sin embargo, las personas con intolerancia al glutamato monosódico deben utilizar la glutamina con precaución.

Las personas con patologías hepáticas o renales deben contar con el asesoramiento de un profesional.

No existen datos sobre su seguridad en embarazo y lactancia, por lo que por precaución se recomienda no utilizarlo en estas situaciones.

Quizá también te interese