¿Qué ingredientes debe llevar un buen pienso para tu perro?

04 de junio de 2019

Son muchas las preguntas las que nos hacemos a la hora de elegir un buen pienso para nuestro amigo de cuatro patas. ¿Elijo carne o pescado? ¿Con cereales o sin ellos?

Los perros son animales carnívoros (aunque no de un modo estricto como los gatos) y por lo tanto su dentadura y su sistema digestivo está adaptado a este tipo de alimentación. Aunque se adaptan muy bien a ingerir diferentes alimentos como huevos y verduras. Pero esto no implica que se adapten a todo: ¡recuerda que hay alimentos que no deben consumir como naranjas o chocolate!

¿Aún hay más dudas en tu cabeza? ¡No te preocupes! en este articulo te daremos las claves para que elegir el pienso de tu mascota sea pan comido 😀 

1. Edad y características físicas de tu perro

Es muy importante empezar por el principio: debes tener en cuenta la edad de tu mascota a la hora de elegir su comida. ¿La razón? Las necesidades nutricionales de tu perro van a variar en función del momento de su madurez en el que se encuentre. No necesita lo mismo un cachorro que un perro adulto. Puede resultar obvio, ¿verdad? Sin embargo, no todos tienen en cuenta que en la edad juegan muchos factores como la cantidad de calorías necesarias y los equilibrios entre proteína, grasas e hidratos de carbono.

Del mismo modo, también es importante darle un pienso adecuado a su tamaño. Además, hay marcas que realizan un tamaño de croqueta estándar sin importar la raza. Pero hay otras que las dividen en tamaños en relación a su peso adulto, por ejemplo:

X-Small: Para perros de raza muy pequeña (de 1 a 3Kg)

Mini : Para perros de raza pequeña (de 1 a 10Kg).

Medium: Para perros de raza mediana (de 10 a 25Kg).

Maxi: Para perros de raza grande (+25Kg).

Lógicamente las necesidades nutricionales tampoco son las mismas en perros de raza pequeña que en perros de raza grande y la cantidad de nutrientes varia en función de su tamaño y de su edad.

2. ¿Cuál debe ser el principal ingrediente?

Siempre que miremos la etiqueta de composición del pienso de nuestro perro, debemos fijarnos en el primer ingrediente: este debe ser siempre la proteína de origen animal ya sea pollo, buey, salmón, etc. Existen marcas que indican el porcentaje de inclusión de los mismos, aunque no es obligatorio. Pero gracias a esta información puedes hacerte una idea de la calidad de ese producto.

Una vez identificado el ingrediente principal, toca hacerse la eterna pregunta: ¿carne fresca o carne deshidratada? Hay que tener en cuenta que si viene indicado un porcentaje de inclusión en fórmula como carne fresca, esa proporción sería engañosa, puesto que la carne fresca es en gran parte agua. Sin embargo, en la carne deshidratada encontrarás un valor más certero de la cantidad adicionada al pienso porque, al fin y al cabo, el pienso es un alimento seco, con una presencia residual de agua.

Otra cuestión que debemos valorar es que incluya la carne del animal y no otros rangos de la misma como podría ser la “harina de pollo o de cordero”. Esto supone que contiene una mezcla de vísceras, huesos, picos, piel y restos de la carne de esos animales. Por otro lado, también debemos valorar el orden en el que aparecen los ingredientes ya que influye de manera decisiva en la calidad y en la interpretación de lo que nos dice la composición.

En resumen, el objetivo siempre va a ser el que más proteína animal aporte y con mejor calidad de la misma medida (si es posible) en seco.

3. ¿Debe o no llevar cereales?

El único cereal nutricionalmente apto para tu perro sería el arroz, y un cereal que es muy importante evitar en el pienso de tu mascota es el trigo ya que causa infinidad de problemas alérgicos.

En muchos piensos te encontrarás con altos porcentajes de cereales (sobre todo maíz y arroz) en su composición. Recuerda que cuanta más carne hubiera, mejor. Si el porcentaje de cereales sube, esto puede suponer que encontraremos mucho relleno y poca chica. Además, no todos los cereales valen: se considera que el único cereal nutricionalmente apto para tu perro es el arroz. En cambio, el trigo es de los menos aptos ya que causa infinidad de problemas alérgicos.

El arroz, de hecho, es un cereal fácil de digerir y, al no contener gluten, posee una baja incidencia de reacción alérgica en los perros, con lo cual minimiza la aparición de intolerancias y alergias alimentarias. Esto, sumado a su alta digestibilidad hace que se utilice en dietas de alta calidad especialmente formuladas para sensibilidad digestiva o dietas especiales para piel y pelo.

Es cierto que los perros también necesitan cierta porción de hidratos para tener su reserva de energía cargada, pero no debe ser la alimentación principal de tu mascota. Es decir, la suma de cereales que compongan el pienso debe ser inferior a la proporción de proteína animal.

4. Frutas y verduras

Es más, la mejor fuente de carbohidratos para tu perro debe ser aquella que le proporcionen las frutas y verduras, a continuación te detallamos algunas que pueden ser muy beneficiosas para tu mascota especialmente por su contenido en fibra:

Manzana:Contiene propiedades digestivas, vitamina C, calcio, y propiedades antiflamatorias.

➡ Pera:Es una fuente perfecta de fibra y potasio, por lo que además de favorecer el tránsito intestinal, nos ayudará a prevenir afecciones cardiovasculares y son aptas para perros con diabetes.

Arándanos: Una de las propiedades más destacadas de los arándanos es su elevado contenido en antioxidantes, siendo una de las mejores frutas para prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con el corazón en nuestro perro. Además, también son ricos en vitamina C y fibra.

Judías verdes y guisantes: Ricas en vitaminas A y C y con propiedades antioxidantes, digestivas y, sobre todo, energéticas. Estas verduras son muy beneficiosas para nuestro compañero peluso. Eso sí, en cantidades moderadas.

➡ Zanahorias:Podemos decir que son una de las mejores verduras para perros por sus propiedades antioxidantes, depurativas y digestivas.

Espinacas:Este vegetal ayuda a nuestro perro a regular el movimiento intestinal gracias a su contenido en fibra. Además, es rico en vitaminas A, C, E, B y F. 

 

5. Ácidos grasos Omega 3 y 6

Hablamos de los componentes de las grasas y los aceites.

Forman parte de las membranas de cada una de las células del cuerpo, regulan los procesos inflamatorios, influyen en el correcto funcionamiento de las plaquetas, la función visual y el sistema nervioso, contribuyen a reducir el exceso de triglicéridos y colesterol en sangre. Además, mejoran el funcionamiento del sistema inmune, reducen la presión sanguínea, previenen enfermedades cardiovasculares y son beneficiosos para el pelo y la piel de nuestra mascota. La lista de beneficios es lo suficientemente larga como para preocuparnos de incluirlos en la alimentación de nuestra mascota, ¿verdad? 😉 

6. Evita los conservantes y colorantes

Eliminar los compuestos químicos del pienso para perros es muy importante. La razón es que los aditivos químicos como colorantes, conservantes, saborizantes o antioxidantes artificiales pueden, por ejemplo, contribuir al empeoramiento de síntomas de una alergia alimentaria.

Los alimentos para perros que no contienen aditivos artificiales son siempre más sanos, más apetecibles y más ricos en nutrientes.

La norma es clara: cuanto mejor es la calidad del alimento que come un perro, más ventajas obtiene para su salud y su bienestar. Así que opta por una alimentación 100% natural libre de aditivos perjudiciales para la salud de tu mascota.

Y por último y no por ello menos importante…..¡Observa las deposiciones de tu mascota! Si, has leído bien 😆 : ¡las heces de tu perro son importantes para saber si el alimento que le estamos proporcionando es el indicado!

Aunque pueda parecerte algo extraño, lo cierto es que revisar las heces del perro es una de las tareas diarias que todo propietario debería realizar. El color, la consistencia, la frecuencia, la cantidad o cualquier cambio en las deposiciones de nuestro perro puede alertarnos de una posible patología o cambio en su organismo.

Si  tienes más dudas sobre el pienso que sería mejor para tu mascota y, sobre todo, si ves alguna de las alteraciones que hemos mencionado, ¡no dudes en consultar a tu veterinario de confianza! 


La calidad de vida de tu mascota va a depender siempre de ti, así que elige bien su alimentación y….¡¡Cuida de tu compi peluso como él cuidaría de ti!!

Quizá también te interese

Deja un comentario