Ideas saludables para matar el gusanillo

09 de agosto de 2016

Empleo, familia, gimnasio… El ritmo de vida actual muchas veces no nos permite realizar las cinco comidas diarias recomendadas. A la larga, descuidar nuestra alimentación puede ser una de las principales causas de sobrepeso.
Por eso, en Tu Mejor Versión defendemos la salud y unos hábitos de vida saludables (alimentación, actividad física…) y qué mejor manera que con unos snacks de bolsillo, fáciles de llevar y bajos en calorías. De esta forma ya no tendrás excusas para escaparte de comer algo en la media mañana, en la merienda, antes del gimnasio o después de alguna actividad que te vaya a ocupar mucho tiempo. Empecemos:

FRUTA FRESCA

Te sonará muy repetitivo lo de comer una pieza de fruta entre horas pero si todavía no has hecho caso, ¡a qué esperas!
Un hecho tan simple como comerte 1-2 piezas de fruta al día (en el desayuno, como postre o entre horas) ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, a la vez que te aportarán agua, vitaminas, minerales y antioxidantes. Las ciruelas, un plátano, un par de mandarinas o una manzana son las mejores variedades para llevar en tu bolso.

Snac

FRUTOS SECOS

Aunque no lo creas, los frutos secos también ayudan a la pérdida de peso por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, 6 y 9, además de ofrecerte un gran poder de saciedad. Un puñado (30 g) de nueces, almendras naturales, nueces de Brasil o avellanas en una bolsita te ayudarán a cargar las pilas y a aliviar el estrés generado durante el día.

SÁNDWICH INTEGRAL

Dos rebanadas de pan integral o con semillas son la base perfecta para envolver dos lonchas de pechuga de pavo, pollo o jamón serrano. Envuélvelo en film transparente y listo para disfrutar en cualquier momento.

GELATINA

Aunque su consumo suele estar asociado a los niños, lo cierto es que la gelatina es un producto apto e idóneo para cualquier edad. Contiene gran cantidad de agua para ayudar a tus riñones a limpiar las impurezas generadas y algo de proteínas, además no aporta grasa ni colesterol pero eso sí, escoge las que afirman en su etiquetado que no contienen azúcares añadidos, te ahorrarás un número considerable de calorías vacías.

GALLETAS INTEGRALES

Ojo con este apartado porque sabemos que estás pensando ya en galletas recubiertas de azúcar y chocolate, ¡no! Existen otros tipos más saludables (de avena, salvado de trigo, tipo María integral, bajas en grasas saturadas, rellenas de pasas o de manzana…) que te proporcionarán una buena cifra de hidratos de carbono de gran calidad junto con todo el sabor. Ya sabes, mira siempre la calidad de los ingredientes.

TORTITAS DE AVENA Y ARROZ

Sabemos que las típicas tortitas de arroz o de maíz son insípidas, por eso te sugerimos que pruebes las tortitas de avena y arroz. Su sabor te recordará a las palomitas y te incitará a beber agua por su ligero contenido en sodio (si eres de los que retienes líquidos no abuses de ellas) y potenciarás el efecto saciante. ¡Un picoteo de lo más sabroso!

BARRITAS DE CEREALES

De muesli, salvado de trigo, con frutas, enriquecidas con proteínas… existe una gran cantidad de variedades que podrás guardarte en cualquier lugar y comer cuando el gusanillo comience a aparecer. Pero atento, comprueba que en su etiquetado no contengan demasiadas grasas saturadas ni azúcares.

FRUTAS DESHIDRATADAS

Pasas, dátiles, orejones, plátano, melocotones, ciruelas, higos… todas estas frutas en su variedad seca son una perfecta opción para calmar tu necesidad por el dulce. Introduce en una bolsita un puñado de este tipo de frutas y disfruta de esta bomba de vitaminas y minerales.

LÁCTEOS DESNATADOS

Aunque los lácteos (tarrinas de queso tipo burgos, yogures desnatados, requesón…) son complicados de llevar por su necesidad de refrigeración, los quesitos en porciones son perfectos junto con unos biscotes de pan integral. La mezcla de textura cremosa con crujiente te proporcionará un placer al paladar y a tu estómago.

Y POR ÚLTIMO… UN PEQUEÑO PECADO

Dejamos para lo último lo que seguramente estabas deseando leer al principio: el chocolate. Una onza de chocolate negro (con el porcentaje más alto de cacao) no te hará daño, es más, por su contenido antioxidante te ofrecerá un gran poder protector frente a enfermedades cardiovasculares. Pero no lo olvides, al ser muy energético no debes abusar de él.

Ahora ya dispones de diez opciones para no saltarte ninguna comida ni descuidar tu línea. No lo olvides, fíjate en la composición y calidad de los alimentos ¡y mata el gusanillo de la forma más sana!

firma-2-c

Quizá también te interese

Deja un comentario