Elige el mejor protector solar según tu tipo de piel

18 de junio de 2019

El día 13 de Junio se celebra el Día Mundial del Cáncer de Piel. Este tipo de cáncer es por mucho el más común. De hecho, en España hay unos 4.000 casos de melanoma al año y más de 74.000 de cáncer cutáneo no melanoma, cifras que se han duplicado en los últimos 30 años. La parte positiva, es que aunque la incidencia de este cáncer aumente, la mortalidad se mantiene. España, Grecia y Portugal tienen las tasas de mortalidad más bajas de Europa.

El cáncer de piel se origina cuando las células de la piel crecen sin control y sobrepasan en número a las células normales, dificultando que la piel funcione de la manera que debería. Los tumores pequeños son más fáciles de tratar y curar, un diagnóstico temprano contribuye a una mejora sustancial en la supervivencia. Si notas cualquier cambio de color, forma o tamaño en pecas o lunares no dudes en acudir a tu médico. 

El mayor factor de riesgo para desarrollar esta enfermedad es la exposición inadecuada y excesiva al sol, por ello es muy importante que protejamos nuestra piel de la forma más apropiada.

¿Cómo proteger la piel de los rayos solares?

El sol emite diferentes tipos de radiaciones, entre las que destacan los rayos ultravioleta y los infrarrojos, responsables de efectos beneficiosos y perjudiciales sobre la piel.

Dentro de las radiaciones ultravioletas existen dos tipos: las B (UVB) y las A (UVA). Las UVB, aunque de mayor energía, penetran poco en la piel. Son responsables del enrojecimiento y desencadenan el proceso del verdadero bronceado. Las UVA penetran más profundamente en la piel, siendo responsables, además de la pigmentación inmediata, de las alergias solares y del fotoenvejecimiento de la piel a largo plazo.

La exposición inadecuada al sol puede provocar diferentes efectos adversos tales como: insolaciones, quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel, alteraciones del sistema inmunitario, afecciones oculares y cáncer de piel. La mejor forma de evitar dichos efectos es utilizar un tipo especial de cosméticos: los protectores solares o fotoprotectores.

¿Qué significa SPF?

Además de la información obligatoria que todos los cosméticos deben llevar en su etiquetado, los fotoprotectores tienen que especificar su factor de protección solar FPS (también conocido por sus siglas en inglés SPF Sun Protection Factor).

Todos estamos más que familiarizados con dichas siglas seguidas por un numerito pero, ¿cuantos sabemos qué indican realmente?

La creencia más generalizada es que cuanto mayor sea el número de protección más protegida estará la piel. ¡Error! La cifra indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al enrojecimiento previo a una quemadura. Es decir, si tu piel se “pone roja” después de 10 minutos expuesta al sol, un fotoprotector con SPF20 multiplica esos 10 minutos por 20 (tu piel estaría protegida durante 200 minutos).

¿Cómo elegir el fotoprotector más adecuado para mi piel?

Obviamente no todas las pieles tardan el mismo tiempo en enrojecerse. Esto depende principalmente de a qué fototipo pertenezca. Según la escala Fitzpatrick, existen 6 fototipos diferentes:

Una vez identificado tu fototipo, la elección de un protector solar será mucho más fácil. Pero este dato no es el único a tener en cuenta. A continuación, te detallamos el resto de factores que no debes pasar por alto a la hora de comprar un fotoprotector:

  • ¿Quién lo va a utilizar? Niños, adultos, ancianos, embarazadas…
  • ¿Dónde lo voy a aplicar? Rostro, cuerpo, cuero cabelludo…
  • ¿Cuál es mi tipo de piel? Seca, grasa, con acné…
  • ¿Tengo necesidades especiales? Piel que se quema fácilmente, piel sensible, bronceado fácil…

Por otro lado, según el día y la situación en la que vayamos a tomar el sol debemos considerar los siguientes factores:

  • ¿Cuál es el índice ultravioleta (UVI)? Este dato nos informa de la radiación ultravioleta B solar máxima ese día (se puede consultar en la web de la Agencia Estatal de Meteorología).
  • ¿A qué hora voy a estar expuesto? Lo recomendado por la OMS es evitar la exposición entre las 12h y las 16h.
  • ¿A qué altitud y en qué lugar geográfico me encuentro? El riesgo de quemadura aumenta un 4% cada 300 metros, mientras que la radiación es más intensa cerca del Ecuador.

Recomendaciones y advertencias

Utiliza fotoprotector durante todo el año, ¡incluso los días nublados!

Protege los ojos con gafas de sol que absorban 100% los rayos UV.

Aplica una cantidad generosa (2 mg/cm2) por todo el cuerpo media hora antes de la exposición.

Aunque el SPF indique que protege durante más de 120 minutos, hay que reaplicar protección cada 2 horas como máximo.

Utiliza siempre un fotoprotector alto las primeras veces que te expongas al sol.

Las partes del cuerpo más sensibles al sol son: cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. ¡Extrema las precauciones en ellas! 

Aunque sea “resistente al agua”, después de un baño de más de 20 minutos hay que volver a aplicar.

Protege a los niños con ropa, gorra, gafas y protectores solares muy altos, especiales para niños y resistentes al agua.

Controla los cambios de color, forma o tamaño de pecas o lunares. Ante cualquier alteración consulta con tu médico.

A todos nos encanta lucir una piel bronceada en verano… Pero, recuerda: cuando que te expongas al sol ten en cuenta nuestras recomendaciones y SIEMPRE utiliza protección solar. Porque la belleza es importante pero la salud lo es todo.

firma-lidia-es

Quizá también te interese

Deja un comentario