El zumo pasadas las horas ¿pierde propiedades?

28 de noviembre de 2016

Seguramente que a lo largo de tu vida has escuchado la famosa frase pronunciada por todas las madres: ¡bébete el zumo rápido que se le van las vitaminas! Y es que, con esta afirmación se referían a la vitamina C del famoso zumo de naranja, pero… ¿Qué hay de cierto en esta afirmación?

Jus d'orange et framboise
La vitamina C es una vitamina perteneciente al grupo de las vitaminas hidrosolubles, que, como su propio nombre indica, son solubles en agua. Y la verdad es que la vitamina C no es de las vitaminas más estables, oxidándose rápidamente por la luz o la temperatura ambiente. En esta oxidación se basa la famosa frase de las madres, lo que no sabían es que la sustancia que se genera con la oxidación de la vitamina C es el ácido dehidroascórbico, un ácido que sigue teniendo las mismas propiedades que la vitamina C, por lo que su oxidación no va a afectar a sus propiedades.

Además, para que se produzca una reducción considerable de la vitamina C, tendríamos que dejar el zumo en condiciones extremas, como calentarlo a 120 ºC, haciendo que disminuya considerablemente dicha vitamina.

Whole orange fruit and his segments or cantles isolated on white background cutout

Puedes beber el zumo con tranquilidad ya que la vitamina C se conserva perfectamente en el zumo hasta 12 horas, y más si lo conservamos en la nevera. Lo único que puede cambiar ligeramente es el sabor, que se puede volver algo amargo.

¿Conoces más alimentos con vitamina C?

Desde siempre se ha pensado que la naranja, o en esta caso, el zumo, es el alimento que más vitamina C tiene, pero la realidad es otra muy distinta.
Existen muchas frutas que te pueden brindar un alto contenido de esta vitamina como las fresas, la papaya o el kiwi, que tienen igual o más cantidad de vitamina C que las naranjas.
La vitamina C es de vital importancia en todas las épocas del año y en todos los periodos de la vida, ya que ayuda a combatir los signos de la edad gracias a su acción antioxidante. Asimismo, contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario, a la formación normal del colágeno y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

 ➡ ¡Ahora ya sabes qué le puedes decir al próximo que te meta prisa para tomarte el zumo de naranja!  😛 

forma Yago

Quizá también te interese

Deja un comentario