Dieta flexible (IIFYM): ¡Todo lo que necesitas saber!

07 de noviembre de 2018

Estamos seguros de que has leído infinidad de artículos sobre dietas para perder peso, con llamativos títulos y promesas bastante improbables a la vez que no muy recomendables para tu salud: cómo perder 3 kg en 2 días, dieta cetogénica, la dieta Dukan…  

En esta ocasión te vamos a hablar no de una dieta como tal, sino de un estilo de vida que hará que por fin logres tus objetivos, basándonos en la regla 80/20:

IIDYM: ‘If It Fits Your Macros’

¡Bienvenido al concepto de la Dieta Flexible! El concepto “Si se ajusta a tus macros” se basa en incluir en tu día a día alimentos que jamás imaginarías ver en una dieta de pérdida de peso (pizza, hamburguesa, dulces….) siempre y cuando al final del día no hayas sobrepasado tus requerimientos energéticos y el reparto de macronutrientes se mantenga equitativo. 

No, esta no es la típica foto de una ensalada que te cuenta un chiste.

 

¿Pizza y dieta? ¡Si, es posible!

Ahora mismo estás pensando que a esta gente de NutriTienda se le ha ido la cabeza, ¡pero no tan deprisa! La evidencia científica está de nuestra parte: 

Diversos estudios han demostrado que una dieta demasiado restrictiva tiene menor adherencia a medio y largo plazo

¿Y esto a qué se debe? 

➡ Las dietas totalmente “limpias” no se corresponden con la realidad: si así fuera, no podríamos salir a cenar con los amigos, ni irnos de vacaciones, ni siquiera celebrar la Navidad. 

➡ Este tipo de dietas suele ser bastante monótona. Puedes tener la fuerza de voluntad de seguirla durante unos días, o incluso semanas, pero a la larga, terminarás pecando (¡y lo sabes!) echando por la borda todo el sacrificio anterior.

➡ Pasar de un estilo de vida en el que predomina una alimentación poco saludable a una dieta estricta es una fuente de estrés para el paciente, ¡necesita un período de adaptación y flexibilidad!

Así que olvídate de la dieta “lechuga y pechuga” de una vez, y si quieres perder peso de forma sostenida y a largo plazo, aprende el poder de la regla 80/20.

Los principios básicos de la dieta flexible:

💡 No empieces la casa por el tejado: lo primero que debes hacer es conocer tus requerimientos energéticos diarios. Una vez los hayas calculado (en Internet tienes infinidad de webs a tu disposición con herramientas para ello), calcula tu reparto de macronutrientes

💡 Basa el 80% de tus comidas en alimentación saludable y comida real, y guarda un margen de un 20% para permitirte un pequeño capricho algo más calórico: un helado de merienda, una tostada de Peanut Butter… 

💡 Ejercítate: por mucha dieta que hagas, si no practicas deporte de forma regular no conseguirás unos resultados óptimos.

💡 Encuentra tu equilibrio: para no fracasar en el intento, has de mentalizarte y saber que para perder peso, no puedes sobrepasar en más de un 20% las calorías procedentes de tus “comidas libres”. 

 

¿Nuestro consejo? Olvídate de dietas restrictivas que prometan resultados a corto plazo, conócete y adopta un estilo de vida saludable que puedas mantener para siempre.

Quizá también te interese

Deja un comentario