Diabetes: síntomas, tipos y todo lo que necesitas saber.

14 de noviembre de 2018

Desde el año 1991, cada 14 de noviembre se celebra a nivel internacional el Día Mundial de la Diabetes. Por ello, ¡desde Nutritienda queremos acercaros un poco más esta dolencia con una breve guía!

¿Qué es la diabetes?

De forma general, la diabetes es una patología en la que la glucemia (el nivel de glucosa en sangre) está más elevada de lo normal (>126mg/dl). Esta glucosa proviene de los alimentos que ingerimos, y en nuestro cuerpo, la encargada de regularla es la insulina, una hormona que se encarga de “administrar” estas moléculas de glucosa en los diferentes órganos para aportarles energía.

Cuando esto falla, se produce el exceso de azúcar en sangre, apareciendo una serie de síntomas que desembocan en uno de los diferentes tipos de diabetes.

 

Entonces, ¿Existen varios tipos de diabetes?

Efectivamente, a pesar de que todas se caracterizan por el mismo rasgo (fallo en la metabolización de la glucosa) existen varios tipos de manifestaciones clínicas de la diabetes: 

Diabetes Tipo I: el propio organismo ataca a las células pancreáticas que producen la insulina, anulando su producción. Por ello, los diabéticos tipo I deben inyectarse insulina regularmente. Suele aparecer en edades tempranas (antes de los 30), y con su debido tratamiento pueden llevar una vida relativamente normal.

Diabetes Tipo II: también conocida como “Diabetes del adulto”, es una patología asociada a la obesidad, el sedentarismo y unos hábitos de vida poco saludables. En este caso, el organismo si produce insulina, pero los órganos no son capaces de asimilar glucosa, quedándose esta en la sangre. Aparece la famosa “resistencia a la insulina”. En este caso, el tratamiento no depende de la insulina, sino de la mejora de la calidad de vida del paciente (Se recomienda la práctica de ejercicio de forma regular, unos hábitos de alimentación saludable, dejar de fumar…).

Diabetes Gestacional: se produce cuando el feto ya está formado y la gestación está muy avanzada. El organismo de la madre no es capaz de generar la cantidad necesaria de insulina, y tampoco es capaz de administrar la glucosa a los órganos para producir energía, generándose una situación de hiperglucemia. Además, los bebés nacidos en esta situación son más propensos a padecer diabetes tipo II y obesidad en un futuro.

Diabetes Tipo I Diabetes Tipo II Diabetes Gestacional
– Insulinodependiente (déficit de insulina)

– Aparece en edades tempranas

– Tratamiento: insulina

– No insulinodependiente (no hay déficit de insulina)

– Aparece a edades maduras

– Tratamiento: farmacológico y corrección de hábitos de vida

– Insulino y no insulinodependiente

– Aparece en la recta final del embarazo

– Tratamiento: farmacológico y corrección de hábitos de vida

Los síntomas más comunes de la diabetes:

A pesar de ser una dolencia muy común, ¡casi la mitad de los afectados no saben que la padecen! Por ello, os dejamos una rápida y sencilla guía con los síntomas iniciales más comunes: 

💡 Necesidad frecuente de orinar y sensación de sed: también conocido como poliuria. Es un mecanismo de defensa del cuerpo para eliminar el exceso de glucosa que permanece en sangre. La sed no es sino un mecanismo compensatorio para reponer la pérdida de líquidos producida por la orina. 

💡 Cansancio crónico: es especialmente típico de la diabetes tipo II. Gestionar ese exceso de azúcar en sangre conlleva un gasto energético considerable.

💡 Pérdida de peso: en este caso es un rasgo característico del tipo I, y no está asociado a ninguna causa aparente.

💡 Sensación de hormigueo en las extremidades: el exceso de glucosa puede causar daños en las terminaciones nerviosas, generándose las conocidas como “neuropatías periféricas”.

💡 Visión borrosa: es un síntoma más del daño que la glucosa puede llegar a generar a los tejidos. En este caso, deteriorando el cristalino, apareciendo lo que se conoce como “ojo seco”.

Cuanto antes se diagnostique, menores complicaciones tendrá la enfermedad, por lo que la Sociedad Española de Diabetes (SED) ha desarrollado un test para estimar si eres propenso a padecer diabetes durante los próximos 10 años, basándose en tu estilo de vida.

Un estilo de vida saludable es la mejor herramienta para prevenir la diabetes, especialmente la tipo II. ¡Aliméntate de forma equilibrada y haz deporte regularmente!

 

Quizá también te interese

Deja un comentario