¿Dejar de fumar sin engordar? ¡Sí se puede!

31 de mayo de 2016

Dejar de fumar puede hacer que aumentes unos kilitos, pero no te preocupes, sigue nuestros consejos y verás cómo dejar de fumar sin engordar es posible 😉 .

¿Por qué se engorda al dejar de fumar?

Sabemos que fumar es un mal hábito muy difícil de eliminar, en especial los primeros días y meses. En este corto periodo de tiempo aumenta el nerviosismo (dependencia a la nicotina y demás componentes del tabaco) y la ansiedad por la comida (especialmente grasas y azúcares).

“La nicotina es el componente más adictivo del tabaco. En la persona que fuma, dicha sustancia actúa disminuyendo su apetito.”

El problema surge cuando se mantiene el impulso obsesivo por la comida calórica una vez superadas las primeras fases de dependencia por el tabaco, desencadenando un incremento de peso debido a una alimentación inadecuada. De este modo, hay que tener cuidado y no sustituir un hábito tan perjudicial como es el del tabaco por otro que pueda llegar a provocar problemas de salud como sobrepeso y obesidad.

Dieta equilibrada, básico para dejar de fumar sin engordar

La obsesión por no engordar cuando se quiere dejar de fumar supone a menudo el abandono del intento. El menú ideal para dejar de fumar sin aumentar de peso, debería consistir en adquirir y mantener hábitos alimentarios saludables, siguiendo una dieta variada y equilibrada, así como evitar picar entre horas.

Por lo tanto, para dejar de fumar sin engordar, llevar una dieta equilibrada es fundamental. Una dieta rica en alimentos saciantes como: legumbres, cereales integrales, tubérculos o semillas no sólo contribuirán a saciar, sino que además por su riqueza en vitaminas del grupo B, tranquilizarán controlando la dependencia y evitando los nervios.

dejar de fumar sin engordar

¡Toma nota!
Según la Universidad de Durkheim, las frutas, las hortalizas o los lácteos empeoran el sabor del cigarrillo. Por el contrario, la carne, el alcohol o el café realzan su sabor, haciendo más atractivo el hábito de fumar.

Una buena opción es comer alimentos ricos en proteínas, que van a ser de gran ayuda para hacer más lenta la digestión y que te sientas más lleno por más tiempo. Este macronutriente es más difícil de digerir que los carbohidratos o la grasa, por lo tanto el gasto metabólico basal (energía que consume el organismo para realizar sus funciones vitales) aumenta quemando más calorías.

La combinación perfecta es mezclar las proteínas con grasa de origen vegetal como por ejemplo: lácteos con frutos secos o pescado azul con verduras de hoja verde. Del mismo modo, nunca te olvides de elaborar los alimentos con aceite de oliva virgen, tomando como referencia una cucharada sopera.

¿Sabías que…?

El triptófano, un aminoácido, juega un importante papel en la regulación de la ansiedad. De esta forma, niveles bajos de este aminoácido se relacionan con la disminución de la serotonina (sustancia química responsable del estado de ánimo), generando cuadros depresivos, irascibilidad y ansiedad por el dulce.

Puedes encontrar el triptófano en la leche, pavo, huevos, pescado y chocolate. Incluir alimentos con este aminoácido es una buena recomendación para dejar de fumar sin engordar. 💡 Así que recuerda: mayor cantidad de triptófano te proporcionará mayor relajación y saciedad.

Trucos para dejar de fumar sin engordar

Aquí tienes las recomendaciones del equipo de “Tu Mejor Versión”:

    • Antes de dejar de fumar cuéntaselo a tus amigos y familiares. Es una forma de comprometerte contigo mismo y con los demás. Su apoyo será fundamental en los momentos bajos.
    • Lleva siempre en el bolso chicles para que la mandíbula y dientes estén en constante movimiento y ejerzan presión como si estuvieras comiendo. También masticar hojas de menta, una manzana con piel, ciruelas o tortitas de avena son buenas opciones para cualquier momento del día.
    • Igualmente, cada vez que sientas ganas de fumar, puedes beber un vaso de agua. Este gesto no solo te ayudará a evitar caer en la tentación, sino que te ayudará a depurar el organismo y a eliminar la nicotina.
    • Ten siempre a mano alimentos que limpian el organismo y sacian, como como el apio, los espárragos frescos, las peras y las manzanas, son muy eficaces para combatir el apetito y la ansiedad.
    • Otro buen sustituto de la nicotina es el ejercicio, mantener la mente ocupada es imprescindible si quieres cumplir con éxito tu propósito de dejar de fumar sin engordar. Establece una rutina de ejercicios físicos y verás cómo además de quemar calorías, te distraes y te ayuda a calmar la ansiedad por el tabaco

dejar de fumar sin engordar

Todos estos consejos no son efectivos sin fuerza de voluntad. Sabemos que es duro, pero hay que pensar que cuerpo sólo tenemos uno y hay que cuidarlo. ¡Ánimo!

 

firma-2-c

Quizá también te interese

Deja un comentario