Cremas de verduras envasadas ¿son saludables?

20 de enero de 2021

Con las rutinas ya asentadas, volver a nuestros hábitos saludables puede resultar complicado. Así que contar con alimentos básicos y saludables en la nevera y/o despensa que solo tengamos que calentar parece la solución más práctica para esos días en los que cocinar se nos hace cuesta arriba. Pero no todo vale…

Sabemos que la opción menos procesada y sana siempre será ponerse el delantal y cocinar esas recetas caseras que nos encantan con ingredientes naturales y sin añadidos. Y ya es ideal si nuestra crema contiene alimentos como 2-3 verduras, alguna legumbre, agua, espesante natural como patata o un poco de leche y especias al gusto🥦🥑.

Sin embargo, cada vez son más los estantes del supermercado que se llenan de cremas de verduras o caldos de verduras ya preparados, listos para calentar y servir 🛒🛒. Pero atento: que ya estén envasadas no significa que sean de mala calidad, de hecho, pueden ser muy buenos procesados si sabemos fijarnos en algunos puntos. En este artículo aprenderemos a escoger las más sanas y parecidas a las caseras. ¡La clave esta en saber elegir el producto!

¿LAS CREMAS DE VERDURAS ENVASADAS SON SANAS? ¡TIPS PARA ELEGIR LAS MEJORES! 🛒🛒

Leer bien el etiquetado y entenderlo, comprobando que corresponde al producto que nos venden es clave para conseguir la mejor crema del mercado. Si escoges una crema de calabacín, zanahoria y puerro…. ¡que la lista de ingredientes la encabecen estas verduras y en un porcentaje adecuado!

🍆Fíjate en la cantidad de vegetales que contienen: los primeros ingredientes tienen que ser vegetales y por supuesto, ¡que no contenga menos de un 60% de vegetales! 
🥬Ten en cuenta el orden de los ingredientes : los primeros deben ser verduras ¡y no agua ni espesantes! Si compras una crema de calabacín… ¡que sea el primer ingrediente! Debemos saber que se enumeran en orden, según la proporción en la que se encuentran dentro del alimento. 
🍅Proporción de ingredientes: es importante que se especifiquen los porcentajes de cada ingrediente y que veamos que son adecuados, ¡incluyendo las materias grasas como el aceite de oliva! En algunos productos se incumple la legislación en este punto, en concreto, el Reglamento 1169/2011 de la UE.
🥦Vigila la cantidad de sal: escoge cremas con bajo contenido en sal, o ¡sin sal añadida!
🥑Espesantes: si los lleva que sean de buena calidad, como las legumbres (judías blancas) o los copos y deben aparecer al final de la lista y en poca cantidad. Otro espesante algo más barato que utilizan los fabricantes es la patata. Evita los espesantes grasos como la nata, porque aportará calorías innecesarias a la crema. ¡Es mejor que añadas tu propio trocito de queso en casa!
🥕Azúcar: el azúcar añadido, o refinado, hay que evitarlo al máximo. En muchas cremas de verduras se utiliza para suavizar el sabor o quitar la acidez si lleva tomate, pero en muy poca cantidad. En el caso de que no lleve alimentos ácidos no es necesario y debemos evitarlo cuando aparezca en el etiquetado.
🧅Aceites y grasas: las mejores cremas serán las que tengan porcentajes bajos de aceite de oliva virgen extra, sin duda, el mejor ingrediente graso para cocinar. Evita aquellos con porcentajes altos de aceites de girasol, normalmente muy refinados. 

BENEFICIOS DE LAS CREMAS DE VERDURAS EN LA SALUD

Las cremas de verduras son un plato tradicional que forma parte de cualquier dieta saludable. Sus beneficios en la salud son múltiples, ya que la base son los vegetales, que cocinados a fuego lento y triturados, permiten aprovechar la mayor parte del valor nutricional de los alimentos con los que se haya elaborado.

  • Poseen una gran concentración de vitaminas y minerales, así como una gran cantidad de fibra.
  • Es un primer plato muy saciante, lo que ayuda a disminuir el apetito con alimentos saludables.
  • Son ideales para personas que no pueden masticar bien, o tienen dificultades (como las personas mayores o personas con disfagia).
  • Son una forma de aportar más agua en el día.
  • Para los niños son una forma fácil de añadir más verduras a su alimentación.
  • Son fáciles de preparar y se pueden congelar.

 

Entender el etiquetado de los productos es una de las herramientas más poderosas que tenemos a nuestro alcance como consumidores.

Quizá también te interese

Deja un comentario