5 consejos para reducir el consumo de carne

20 de marzo de 2020

Tranquilo, no vamos a convencerte de que debas pasarte al mundo veggie de un día para otro ni mucho menos. Pero… ¿sabías que según el último informe del Grupo de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sería recomendable comenzar a reducir el consumo de carne en los países occidentales? Si quieres descubrir cuáles son las razones y qué trucos te harán más fácil dar este paso, ¡sigue leyendo!

No todos los alimentos impactan igual en el medio ambiente 🌍

Por extraño que te parezca, la cría de vacas produce más emisiones de efecto invernadero que los gases emitidos por los automóviles tal y como indica la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Ganadería (FAO). Además de ser tremendamente contaminante para la atmósfera, la ganadería es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos. 

Según datos del estudioThe water footprint of farm animal and productspara producir un filete de carne de vaca se necesitan 3.700 litros de agua aproximadamente, ¡una cantidad infinitamente mayor si se compara con otros alimentos!

Alimentos Litros de agua por kg de alimento
Verduras 197💧💧
Frutas 962💧💧💧💧
Cereales 1644💧💧💧💧💧
Huevos 3265💧💧💧💧💧💧💧
Legumbres 4055💧💧💧💧💧💧💧💧💧
Pollo 4325💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧
Cerdo 5988💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧
Carne de vaca 15415💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧💧

No estamos pidiéndote que dejes de consumir carne, sino explicándote por qué los organismos internacionales hablan reducir su consumo en los países occidentales. ¡Uno de los grandes problemas al que nos enfrentamos actualmente es el reparto desigual de los recursos alimentarios!

Cuestión de salud ❤

Aunque los alimentos de origen animal proporcionan múltiples nutrientes beneficiosos para nuestra salud, también es cierto que la cantidad de proteína animal que consumimos está muy por encima de las recomendaciones de alimentación saludable emitidas por los organismos oficiales (0,8 g/kg de peso/día). Por ello, reducir el consumo de carne no solo sería beneficioso para el medio ambiente sino también para nuestra salud.

¿Es posible llevar una alimentación sana y sostenible? 🍽

En los últimos años, instituciones gubernamentales como la ONU han creado iniciativas, como la campaña ActNowinvitando a personas de todo el mundo a sumarse a tomar parte en la lucha contra el cambio climático a través de pequeños cambios en su estilo de vida. Entre estos cambios se encuentra aumentar el consumo de alimentos más sostenibles priorizando los alimentos de origen vegetal en los platos que consumimos en el día a día y reduciendo el consumo de los de origen animal.

Por otro lado, la conocida revista científica The Lancet ha lanzado un informe en el que se establecen que cantidades de carne sería recomendable ingerir para llevar una alimentación saludable y respetuosa con el medio ambiente. Según las recomendaciones de The Lancet, para cubrir nuestras necesidades proteicas deberíamos escoger entre una gran variedad de alimentos y no priorizar las fuentes animales:

Fuentes de proteína g/día
Legumbres 100
Pollo 29
Pescado 28
Frutos secos 25
Huevos 13
Cerdo 7
Vaca y cordero 7

Si en tu supermercado habitual te cuesta encontrar sustitutos vegetales de la carne, echa un vistazo a nuestra categoría de Alimentación Ecológica donde encontrarás desde snacks vegetales hasta platos preparados sin carne.

Consejos para reducir el consumo de carne 🍗

Si eres un amante de la carne y no sabes como reducir su consumo, ¡echa un vistazo a los siguientes consejos!

💡 Comienza poco a poco: si estás acostumbrado a ingerir productos animales en todas tus comidas, reducir de golpe y porrazo su consumo no es un objetivo realista. Comienza haciendo alguna sustitución de vez en cuando o proponte no comer carne un día a la semana.

💡 Disminuye las raciones de carne: en lugar de comer 3 filetes con patatas, opta por un buen plato de verduras con algo de carne. ¡La clave está en las combinaciones!

💡 Planifica tu alimentación: planea tu menú semanal con antelación y elabora una lista de la compra antes de acudir al mercado. Este punto es uno de los más importantes para evitar recurrir a la hamburguesa de última hora.

💡 Abre tu mente: cuando salgas a comer fuera presta atención a la carta. Existen platos deliciosos elaborados con vegetales y hortalizas y en la mayoría de restaurantes ya tienen opciones para vegetarianos.  

💡 Difunde tu nuevo propósito: si tus amigos y familiares saben que te has propuesto reducir el consumo de carne seguro que te recomiendan cientos de recetas y restaurantes además de apoyarte en tu proceso de cambio. ¡Quién sabe, incluso a lo mejor deciden seguirte!

Y tú, ¿estás dispuesto a sumarte a este pequeño cambio por tu salud y por el planeta?

 

Quizá también te interese

Deja un comentario