¿Cómo evitar el mal aliento de tu perro?

17 de enero de 2020

Tu perro te mira con adoración. Lo sabemos. Pero también sabemos que muchos de esos momentos de miradas de veneración se han visto interrumpidos por una oleada de halitosis perruna. Pero no caigas en la trampa y pienses que ha llegado el momento de reducir los lametones habituales. ¡Tiene solución!

Los perros pueden padecer mal aliento si no mantenemos unas pautas de higiene bucal y una dieta saludable y equilibrada (no, darle cualquier resto de nuestras cenas no cuenta como saludable). Por eso, es importante mantener una rutina que ayude a conservar la salud de la dentadura de nuestro compi peludo.

Pero, ¿sabías que cuatro de cada cinco perros mayores de tres años sufren enfermedades en las encías? El problema es que la mayor parte de los dueños no lo saben porque identifican los síntomas como el mal aliento como algo normal. ¡Y no lo es! El mal aliento constante no forma parte de la naturaleza perruna y suele ser un síntoma de que algo no va bien en la boca de nuestro can y concretamente todo apunta a las bacterias de su boca…

Es más, en la mayor parte de los casos, el mal aliento es síntoma de una higiene dental insuficiente o incorrecta. Tener una dieta poco saludable o incluso llevar una vida sedentaria, también son algunos de los factores que influyen en el aliento de nuestra mascota. Y es que nuestro fiel amigo necesita mantener su organismo en forma para tener un buen estado general. Sí, largos paseos un par de veces al día contribuirán a una salud plena, ¡incluida la bucal! 😆 

Y para mantenerla a punto, te traemos una serie de consejos con los que dirás adiós a la halitosis de tu perro: :mrgreen: 

 

💡 1. CEPILLA SUS DIENTES: 💡 descuidar la higiene bucal de tu perro tiene consecuencias que no tardarán mucho en manifestarse. Actualmente, son muchos los perros que padecen problemas dentales, y como te comentábamos, especialmente a partir de los tres años. El sarro es uno de los primeros síntomas que nos alerta de que la higiene bucal de nuestra mascota no está siendo la correcta.

El cepillado de dientes debe incluirse en la rutina de higiene canina, ya que es la mejor forma de asegurar la salud general del animal. Limpiar sus dientes de forma periódica es tan importante como el resto de rutinas de aseo de nuestro can.

 Y ahora es cuando nos hacemos la pregunta, ¿cómo cepillo los dientes de mi perro? El primer paso está claro: ¡ármate de paciencia! Ten en cuenta que mantener quieto a tu perro y con la boca abierta va a ser una tarea complicada. Aunque no es imposible si le acostumbras poco a poco a tocar sus dientes y encías. Y si lo haces desde cachorro, lo verá como algo natural y ¡te facilitará la tarea (si tu perro tiene un carácter más complicado, consulta a un profesional para que te indique cómo ir introduciendo esta rutina)! Llegados a este punto, la técnica es mucho más sencilla: aplica un poco de pasta dental para perros en su cepillo y limpia sus dientes haciendo movimientos circulares en dientes y encías, al menos, una vez por semana.

Las pastas dentales para perros no necesitan aclarado, por lo que tu perro podrá tragarlo sin problema y su sabor le encantará, lo que será un punto más a favor. 😉 

 

 

💡 2. ALIMENTACIÓN ADECUADA: 💡 una dieta equilibrada y de buena calidad es lo más apropiado para cuidar el bienestar de tu perro y su salud bucal. Además, existen piensos específicos para cuidar la dentadura de tu can que ayudan a prevenir la halitosis y el sarro. Estos productos están basados en la fricción e incluyen sustancias aromatizantes (como el romero y el eucalipto) que refrescan el aliento del perro. No obstante, lo más importante es que el perro se alimente de su pienso y que ese trocito de filete que le reservamos cada día quede en el olvido.

Es más, las dietas con un exceso de carne tienden a causar más sarro y mal aliento que las basadas en vegetales. Esto se debe a que las primeras suelen dejar más restos en los resquicios dentales y molares favoreciendo la formación de bacterias y el consabido mal aliento. Si tenemos que elegir entre dieta seca de calidad o un alimento enlatado, debemos decantarnos por las bolas de pienso ya que ofrecen un mayor equilibrio nutricional y limpian la dentadura canina.

No obstante, si tienes dudas sobre cuál puede ser el mejor pienso para tu perro, consulta a tu veterinario de confianza y recuerda echar un vistazo a nuestra amplia oferta de alimentación canina en este link.

 

 

💡 2. SNACK DENTALES: 💡 existen numerosos snacks dentales con los que podrás mimar a tu mascota y, a la vez, cuidar de su salud dental. Estos premios ayudan a reducir el sarro, combaten la gingivitis y el mal aliento y, también, evitan la formación de placa. ¡Y encima nuestro perro los adora!

Además, gracias a ellos, tu mascota disfrutará de un snack mientras tú cuidas sus dientes y encías evitando, así, numerosos problemas en su dentadura y manteniendo su aliento fresco gracias a su textura y a sus ingredientes activos que combaten y reducen el sarro.

 

 

💡 4. JUGUETES ESPECIALIZADOS: 💡 sí, jugando también puedes cuidar la salud bucal de tu perro. Puedes encontrar varios juguetes que ayudarán a la limpieza de sus dientes contribuyendo, así, a mejorar su aliento. ¿Cuáles? Opta por juguetes duros con rugosidades o mordedores de tela. De este modo, al mordisquearlos, el juguete pasará por sus encías y dientes eliminando restos de comida que hayan podido quedar en su boca. Una forma muy divertida y sencilla de cuidar la salud de tu can.

 

 

💡 5. VISITA AL VETERINARIO: 💡 como hábito regular. Te recomendamos llevar a tu perro al veterinario, al menos, una vez al año. Y, especialmente, si empiezas a ver síntomas como el mal aliento, ya que el veterinario le practicará un reconocimiento bucal, revisará el estado de sus dientes y encías y prescribirá las limpiezas necesarias que le ayudarán a mantener sana su boca.

 

Cuida la salud de tu mascota como se merece: su salud depende de ti.

Quizá también te interese

Deja un comentario