¿Cómo elegir la copa menstrual que mejor te va?

13 de mayo de 2021

Estamos seguros de que en los últimos años has escuchado hablar de todas las ventajas que supone pasarte al uso de la copa menstrual: es más económico, minimiza los residuos y la contaminación, y lo más importante, es segura y fácil de usar.

Para que funcione correctamente, es fundamental que dediques un tiempo a investigar cuál es el tipo de copa menstrual que más se adapta a tus necesidades, por lo que si eres principiante y estás absolutamente pérdida en este mundillo, ¡echa un vistazo a nuestra guía y descubre qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de comprarla!

¿Qué es la copa menstrual?♻

La copa menstrual es un recipiente hipoalergénico en forma de campana que se introduce dentro de la vagina para recoger el flujo menstrual. A diferencia de los tampones y las compresas tradicionales, no seca las paredes vaginales y es 100% reutilizable por lo que, tal y como afirma un estudio publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet, se trata de un método seguro y respetuoso con el medio ambiente, pero tremendamente desconocido para la mayoría de mujeres.

Teniendo en cuenta que durante nuestro período fértil podemos llegar a tener hasta 400 reglas, y que durante cada una se ellas necesitamos cambiar el tampón o compresa cada 8 horas, podemos llegar a generar durante toda nuestra vida hasta 300.000 kg de residuos. ¿No crees que es importante plantearte el cambio a una alternativa más sostenible?

¿Qué ventajas tiene el uso de la copa menstrual?🌏

Cuando empieces a usar la copa menstrual, te arrepentirás de no haberla probado antes. Algunas de las ventajas del uso de este curioso método de recogida del sangrado son:

  • Método seguro e higiénico. ¡Puedes llevar tu copa menstrual hasta 12 horas seguidas sin riesgo de fugas!
  • Aptas para pieles sensibles gracias a su composición en materiales hipoalergénicos.
  • Una sola copa puede llegar a durar hasta 15 años, lo que supone un ¡enorme ahorro de dinero!💰
  • Con su uso contribuyes a reducir los residuos y la contaminación generadas por otras opciones de usar y tirar.

¿Qué tipos de copa menstrual existen?

Actualmente existe una enorme variedad de modelos de copa menstrual en el mercado. Para hacerte más fácil la búsqueda, a continuación te explicamos que aspectos son los más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir la que mejor se adapte a ti.

Talla de la copa menstrual

En primer lugar, antes de elegir la talla de tu copa menstrual es muy importante conocer cuál es la altura de tu cérvix vaginal. ¿Y por qué es tan importante? Porque dependiendo de lo largo o corto que sea la longitud de tu cuello del útero, será más recomendable escoger una talla u otra para que encaje a la perfección y no se mueva.

Para conocer con exactitud la longitud de tu cérvix debes introducir tus dedos índice y corazón en la vagina hasta tocar con la punta del dedo el cuello del útero. Una vez hecho esto, si solo has conseguido introducir la primera falange significa que tienes el cuello del útero bajo, si has llegado hasta la segunda falange tienes un tamaño medio y si por el contrario has introducido todo el dedo, tienes el cérvix alto. 

                Cérvix bajo
     Cérvix medio

 

 

 

 

                    Cérvix alto

 

 

Además de la longitud del cérvix vaginal, presta atención a la siguiente tabla dónde podrás observar que otros factores debes tener en cuenta a la hora de elegir la talla correcta. 

Talla Edad y partos Densidad del flujo Altura del cérvix
S <18 años
Sin relaciones sexuales
Flujo escaso Cérvix bajo
M 18-30 años
Sin hijos o parto por cesárea
Flujo medio Cérvix medio
L >30 años ó con hijos parto vaginal Flujo abundante Cérvix alto

Dureza de la copa menstrual

La dureza del material también influye a la hora de que la copa se adapte a la perfección a las paredes vaginales:

  • Firme: ideal para mujeres que realizan ejercicio y tienen las paredes del útero fortalecidas.
  • Blanda: perfecta para evitar molestias en mujeres con sensibilidad vaginal.

Forma de la copa menstrual

Si pensabas que la copa menstrual solo tiene forma de copa, ¡error! Existen distintos tipos de formas y acabados que se adaptan a diferentes tipos de necesidades:

  • Copa con protuberancia: algunas copas menstruales poseen un rabillo o protuberancia que facilitan su colocación y extracción. ¡Son las más recomendables papara principiantes!
ENNA CYCLE COPA MENSTRUAL
  • Copa plegable: son fáciles de transportar ya que se pliegan con mucha facilidad y ocupan muy poco espacio. ¡Perfecta para llevar en el bolso y que la regla no te pille desprevenida!
INTIMINA LILY CUP COMPACT
  • Copa con rugosidades: este modelo es más fácil de extraer sin derramar el contenido de su interior ya que las rugosidades de su superficie evita que se resbale. ¡Para las más torpes!
ORGANICUP COPA MENSTRUAL
  • Copa lisa: se limpia con más facilidad gracias a su superficie totalmente lisa.
ORGANICUP COPA MENSTRUAL
  • Copa menstrual ergonómica: se adapta a la pared vaginal a la perfección y posee un borde oblicuo para recoger mejor el sangrado.
INTIMINA LILY CUP
  • Diafragma: este modelo se coloca justo por debajo del cérvix y puedes usarla a la vez que mantienes relaciones sexuales.

Material de la copa menstrual

Las copas menstruales pueden estar fabricadas en tres tipos de materiales diferentes:

  • Silicona médica
  • Elastómero termoplástico (TPE)
  • Látex

Te recomendamos elegir aquel que se adapte más a tus gustos y preferencias ya que los tres son materiales higiénicos y seguros.

Cómo poner la copa menstrual

Aunque existen distintas formas de colocación, te explicamos uno de los métodos más sencillos para las más principiantes:

  1. Encuentra una postura cómoda para introducir la copa. Puede ser de pie, en cuclillas o sentada en el inodoro. ¡Cómo tu prefieras!
  2. Dobla la copa en «forma de C» e introdúcela doblada en tu vagina, sin necesidad de que llegue al fondo. La puntita debe quedar fuera.
  3. Por último gira la copa o pasa el dedo para asegurarte de que no está doblada.
  4. Transcurridas entre 8-12 horas puedes proceder a vaciar la copa. Pasa un dedo por la pared vaginal para eliminar el vacío.
  5. Elimina el contenido de la copa al inodoro y lávala con agua y jabón. Si estás en un baño público y no tienes acceso a un lavabo, puedes higienizarla momentáneamente con una toallita especial para copa menstrual.
  6. Seca con papel e introduce de nuevo.

 
Ahora ya no tienes excusa para pasarte a esta alternativa segura, higiénica y sostenible.

Redactado por: Andrea Hernangómez Flores

Quizá también te interese

Deja un comentario