C, Wiki

¿Pará que sirve la Colina? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

La colina es una amina de origen natural soluble en agua cuya fórmula química es C5-H15-NO2. La colina se aisló por primera vez en la yema de huevo, por ello también se le llama comúnmente lecitina (del griego “lekithos”, que significa yema de huevo), aunque en realidad la lecitina está compuesta de varias sustancias (fosfatidilcolina, fosfatidil etanolamina y fosfatidilinositol).

La función de la colina se relaciona con las vitaminas del grupo B aunque en realidad no tiene ninguna función reconocida como co-enzima. La colina es una fuente de grupos metilo y resulta necesaria para la síntesis de fosfatidilcolina (PC), fosfatidil etanolamina (PE) y esfingomielina, estos fosfolípidos son componentes esenciales de todas las membranas biológicas. Además también es precursora de acetilcolina, un neurotransmisor que está involucrado en muchas funciones, entre ellas el impulso nervioso o la memoria.

El cuerpo puede sintetizar colina (principalmente en el hígado) a través de la metilación de fosfatidiletanolamina a fosfatidilcolina, sin embargo esta cantidad de colina no es suficiente para cubrir los requerimientos humanos y también es necesario obtenerla a través de la alimentación. La colina se absorbe en el intestino mediante transportadores de colina y una vez absorbida, su destino principal es la conversión a fosfatidilcolina, fosfolípido predominante en la mayoría de las membranas celulares de los mamíferos.

Cuando la colina entra en la célula pueden ocurrir dos cosas, que la colina se fosforile a fosfocolina o en algunos tipos de células como los hepatocitos se oxide a betaína. La betaína es un compuesto importante, capaz de donar compuestos metilo a la homocisteína para formar el aminoácido metionina.

La colina juega un rol muy importante durante el embarazo donde interviene en el desarrollo del cerebro del feto y parece disminuir el riesgo de defectos del tubo neural.

Debido a su amplio papel en el metabolismo humano, tanto en la estructura celular como en la síntesis de neurotransmisores, se cree que la deficiencia de colina tiene un impacto negativo en la salud y que consumir colina en la dieta es importante durante toda la vida para mantener una buena salud.

¿Para qué sirve?

Correcto metabolismo lipídico y función hepática normal.

La colina es necesaria para un correcto metabolismo lipídico. La colina es precursora de los fosfolípidos, que tienen un papel estructural muy importante en las membranas celulares. El fosfolípido predominante en las membranas es la fosfatidilcolina.

La colina también tiene un papel muy importante en el metabolismo de los lípidos y el colesterol, es un agente lipotrópico, interviene en la formación de las lipoproteínas, encargadas de trasportar la grasa desde el hígado a otros tejidos. Se ha demostrado que en dietas deficientes de colina se produce daño hepático por el aumento de los niveles séricos de alanina aminotransferasa y el desarrollo de hígado graso.

Prevención de enfermedad cardiovascular.

Cuando la cantidad de colina en el organismo es insuficiente, disminuye la capacidad para metilar homocisteína a metionina y aumentan los niveles plasmáticos de homocisteína. Los niveles altos de homocisteína se asocian con un riesgo mayor de sufrir ciertas enfermedades, entre ellas enfermedad cardiovascular.

La colina también parece disminuir la inflamación, varios estudios muestran que personas cuyas dietas eran ricas en colina y betaína presentan mejores niveles de varios marcadores inflamatorios, entre los que se incluyen la proteína C-reactiva (CRP), interleucina-6 y homocisteína.

Una ingesta adecuada de colina y betaína a largo plazo ayuda a prevenir la mortalidad por enfermedad cardiovascular por la disminución de los niveles de homocisteína, inflamación y otros factores de riesgo.

Aumento de la resistencia.

Existen estudios en los que la suplementación con colina ha demostrado beneficios en la mejora del rendimiento deportivo. Parece que el ejercicio prolongado de alta intensidad podría disminuir en algunas personas la cantidad de colina plasmática y su suplementación contribuiría a mantener los niveles adecuados, permitiendo la mejora del rendimiento y la resistencia. Aunque el uso de colina como suplementación deportiva necesita más estudios.

Prevención de defectos en el tubo neural.

Durante el embarazo y la lactancia la demanda de colina es especialmente alta, durante esta época es fundamental un consumo adecuado de colina, ya que previene defectos en el tubo neural durante la gestación y su disponibilidad es crítica para un correcto desarrollo cognitivo y de la memoria del bebé durante la época de lactancia.

Asma.

La colina es un agente antiinflamatorio que disminuye la lipofosfatidilcolina y parece que este aspecto puede tener un papel importante para la mejora del asma bronquial. Sin embargo, la dosis de respuesta aún no ha sido establecida y son necesarios más estudios al respecto.

Disminución riesgo de cáncer de mama.

El consumo de altas cantidades de colina se ha asociado a una disminución del riesgo de padecer cáncer. En el primer estudio que examina la asociación de colina y cáncer de mama se encontró el que el riesgo de sufrir cáncer disminuía un 24% en mujeres con un consumo de altas cantidades de colina en un 24%. Aunque no se pueden hacer afirmaciones sobre que la colina sea un agente anticancerígeno, los estudios son esperanzadores y orientan sobre la importancia de este nutriente.

Dosis

Para prevenir deficiencias de colina que puedan dar lugar a enfermedades se recomienda un consumo diario de 550 mg/día para los hombres y 425 mg/día para las mujeres.

Durante el embarazo y la lactancia se entregan al feto grandes cantidades de colina a través de la placenta y la concentración de colina en el líquido amniótico es 10 veces mayor que la presente en la sangre materna. Razón por la cual, la ingesta diaria recomendada (AI) para las mujeres embarazadas es de 450 mg/día, mientras para las que están amamantando es todavía mayor 550 mg/día.

Quizá también te interese