C, Wiki

¿Pará que sirve el Coco? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El coco, es una fruta tropical obtenida del cocotero (Cocos nucifera L.) El cocotero es la palmera más cultivada a nivel mundial, principalmente por sus valores nutricionales y medicinales. Son numerosos los productos extraídos del cocotero: agua de coco tierno, aceite o grasa de coco, almendra cruda, cáscara de coco e incluso para objetivos no alimenticios como productos a base de madera, hojas de coco, médula de coco, etc.

El coco tiene un diámetro de 20-30 cm y llega a pesar unos 2,5 kg. Tiene una cáscara exterior (exocarpio) gruesa de color verde o amarillento y un mesocarpio fibroso con otra parte interior dura, vellosa y marrón. Su endocarpio, que tiene adherida la pulpa (endospermo) es blanco y aromático. El coco es una fruta con un contenido elevado en agua y rica en vitaminas y minerales, razón por la que se ha utilizado ampliamente como alimento, principalmente en los países tropicales.

Desde la antigüedad se ha utilizado el coco y especialmente el agua de coco tierno, por sus numerosas propiedades como antibacteriano, antifúngico, antiviral, antiparasitario, antidermatofítica, antioxidante, hipoglucemiante, hepatoprotector e inmunoestimulante.

Productos más destacados obtenidos del coco son:

  • Pulpa madura: se puede consumir cruda, rallada, asada o formando parte de diversas preparaciones culinarias.
  • Pulpa gelatinosa: se obtiene de los cocos verdes, contiene los mismos nutrientes que el coco maduro pero en menor concentración.
  • Agua de coco: se encuentra en la cavidad central del coco de manera natural (cocos verdes). A diferencia de la leche de los cocos maduros, el agua de los cocos verdes todavía no ha desarrollado las grasas y tiene un bajo nivel de azúcar. Es excelente como bebida hidratante gracias a su contenido en potasio y es muy empleada en los países tropicales.
  • Leche de coco: se obtiene exprimiendo la pulpa del coco una vez triturada. Se le puede agregar agua o leche. Se emplea como bebida o como ingrediente de numerosos platos.
  • Manteca de coco/aceite de coco: se extrae de la pulpa seca de coco, se utiliza ampliamente en repostería industrial envasada y snacks por su bajo coste y buen resultado ya que es una grasa vegetal sólida, evitando el trabajo de solidificar otros aceites vegetales líquidos mediante procesos industriales como la hidrogenación que además de aumentar los costes de producción son muy negativos para la salud.
  • Coco rallado: coco seco y rallado. Ampliamente empleado en pastelería.

Es importante señalar que en ocasiones se denomina erróneamente como grasa de coco a la grasa procedente del endospermo de la semilla de la fruta de la palma Elaeis guineensis (grasa de palma). Sin embargo ambas grasas presentan propiedades diferentes y es importante que se diferencie de forma adecuada en el etiquetado de los alimentos si se trata de aceite de coco o aceite de palma

¿Para qué sirve?

Son numerosos los beneficios atribuidos al coco, aunque cada parte del coco aporta diferentes cualidades:

Agua de coco.

Se trata de uno de los productos más consumidos del coco y se le atribuyen numerosas propiedades nutritivas. Se trata de una bebida refrescante e hidratante. Diferentes estudios revelan que el agua de coco joven de forma conjunta con la realimentación temprana, es una excelente solución de rehidratación oral cuando hay un déficit de electrolitos y de glucosa; como sucede habitualmente con la realización de deportes de elevada intensidad en climas cálidos, que suelen desencadenar etapas de diarrea leve o leve deshidratación. El efecto hidratante del agua de coco se asocia en parte a su elevado contenido en potasio.

Las enzimas naturales presentes en el agua de coco contribuyen a la digestión y la eliminación de desechos tóxicos, a la vez que los diferentes sólidos presentes en agua de coco, como su contenido en fibra, proporcionan un medio nutritivo para la microflora beneficiosa del tracto gastrointestinal. El agua de coco también se emplea para tratar la diarrea leve en niños.

Cococin™.

Se trata de un ingrediente patentado de empresa SABINSA. Consiste en sólidos procedentes del agua de coco liofilizado, es decir, es una forma seca por congelación y posterior evaporación del agua de coco. La liofilización bajo condiciones controladas asegura que los sólidos retienen su actividad biológica y estos solidos extraídos del agua de coco se usan para apoyar el crecimiento de los tejidos humanos, tales como los folículos pilosos, característica por la que el producto puede ser utilizado en formulaciones para el cuidado del cabello y en las preparaciones tópicas de rejuvenecimiento.

Aceite / grasa de coco.

Entre las numerosas cualidades que se le han atribuido al aceite de coco se encuentra su elevado aporte energético. El coco contiene un elevado contenido en grasa es un alimento con un contenido muy elevado en energía, característica importante en casos en los que se desea elevar el consumo calórico. Resulta muy útil cuando hay que ingerir grandes cantidades de energía o cuando el apetito se encuentra disminuido, haciendo más fácil la ingestión de la energía que se desea consumir.

El aceite de coco se ha relacionado también con la salud cognitiva. El aceite de coco es una valiosa fuente de energía para el cerebro. La mejora cognitiva del aceite de coco parece estar relacionado con el contenido de esta grasa en triglicéridos de cadena media (MCT), ayudando a optimizar el metabolismo cerebral y mejorar la función cognitiva. Esta aplicación resulta especialmente interesante cuando las células cerebrales han sufrido deterioro metabólico asociado con la resistencia a la insulina, donde la utilización de la glucosa se encuentra dificultada y donde los MCT procedente del aceite de coco pueden actuar como fuente principal de combustible para el cerebro.

El aceite de coco es capaz de mejorar el perfil de lípidos sanguíneos. Aunque el aceite de coco presenta un elevado contenido de ácidos grasos saturados, parece ser que el aceite de coco disminuye las lipoproteínas LDL (colesterol malo), a la vez que aumenta las lipoproteínas HDL (colesterol bueno), por lo que no puede ser considerado un aceite negativo para la salud. Este efecto positivo sobre los lípidos sanguíneos se asocia a su contenido de triglicéridos de cadena media. Si se consume el coco de forma completa, el contenido de fibra del coco ayuda a su vez a eliminar parte del colesterol ingerido con la dieta al impedir su absorción. Además, la fibra del coco también actúa contribuyendo al control de la glucemia y como fuente de energía para las bacterias de la flora intestinal del colon.

El aceite de coco puede ayudar a reducir la grasa abdominal. Después del análisis de varios estudios realizados con individuos que presentan obesidad abdominal, la suplementación dietética con aceite de coco no solo no causa dislipemia, sino que además parece promover una reducción de la grasa abdominal.

El aceite de coco puede ser adecuado para promover la curación de heridas, acelera la re-epitelización, mejora la actividad antioxidante y fomenta el entre-cruzamiento del colágeno dentro del tejido que está siendo reparado. Por esta razón puede ser de gran interés en quemados.

El aceite de coco puede contribuir a la salud ósea gracias a la reducción del estrés oxidativo en el hueso, lo que puede ayudar a prevenir el daño estructural en huesos con osteoporosis.

Estudios preclínicos (modelos animales) han observado una mejora en los niveles de testosterona. Los resultados obtenidos después del consumo de aceite de coco fueron significativamente mayores, además se redujo el estrés oxidativo en los testículos e incluso se vio reducido el crecimiento benigno de la próstata.

Otras aplicaciones del aceite de coco son la mejora de la absorción de los carotenoides del tomate, y actuar como antifúngico e insecticida utilizado vía cutánea.

Leche de coco.

Actúa como anti-inflamatorio, analgésico y puede reducir la fiebre y las úlceras.

Precauciones

No se han reportado efectos secundarios del consumo de este fruto y de su aceite, dentro de una dieta equilibrada y es considerado como una sustancia segura (GRAS) por la FDA. No se han establecido cantidades máximas para el consumo de este fruto.

Quizá también te interese