Caléndula, calma tu piel de forma natural

11 de abril de 2016

Una de las mejores plantas que puedes utilizar para el cuidado de tu piel y para mantenerla sana y radiante es la caléndula. Los extractos de caléndula alivian y calman la piel sensible, irritada o seca, previenen el desecamiento de la piel y la protegen de las agresiones externas (como el frío y el viento). Puedes encontrar la caléndula dentro de la cosmética natural en varios formatos: crema, jabón o aceite.Caléndula

Benefíciate de la cosmética natural:

La cosmética natural está siendo cada vez más utilizada, y es que muchas son las personas que optan por el cuidado natural, buscando cosméticos sin ingredientes químicos que dañen la piel. Los productos de la cosmética natural, por su proceso de elaboración, resultan respetuosos con el medio ambiente. Además, en ellos se utilizan aceites vegetales que mantienen la piel saludable.

En cosmética natural solo se utilizan aceites vegetales que no dejan ningún tipo de película sobre la piel. Esto permite que la piel respire y que los ingredientes activos penetren eficazmente.

Todo lo contrario ocurre con los aceites minerales, como la vaselina y la parafina. Estos crean una capa sobre la piel que puede llegar a obstruir los poros.
La caléndula es una planta muy utilizada dentro de la cosmética natural, ¡te contamos cuales son sus propiedades!

Usos y propiedades de la caléndula:

Antiinflamatoria: gracias a estas propiedades es recomendada en pieles sensibles y en aquellas propensas a inflamaciones o irritaciones (como la piel atópica).

Calmante, emoliente y suavizante: la caléndula alivia las rojeces y calma la piel gracias a su contenido en fitoesteroles, saponinas y ácido salicílico.

Cicatrizante: potencia la síntesis de colágeno, regenerando la piel dañada.

Hidratante: su aceite es rico en ácidos grasos insaturados, que ayudan a evitar la pérdida de agua en las células consiguiendo mantener la piel turgente, hidratada y luminosa.

Antiedad: al ser rica en vitamina E, ya sea utilizada en cremas o aceites, la caléndula ayuda a conservar la piel joven.

Su uso está indicado para todo tipo de personas, aunque en especial es muy útil en personas con la piel muy sensible, en bebés para reducir pequeñas irritaciones que puedan aparecer en su piel (como las rozaduras provocadas por el pañal), en embarazadas para atenuar las estrías y en personas con algún tipo de alteración en la piel como puede ser acné, psoriasis, rosácea, etc.

Puedes encontrar cosmética natural, 100% ecológica con caléndula aquí.

 

Firma Español

 

Quizá también te interese

Deja un comentario