B, Wiki

¿Pará que sirve el Bicarbonato Sódico? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El bicarbonato (NaHCO3) es la sal ácida derivada del ácido carbónico, (H2CO3) en el que el átomo de hidrógeno es sustituido por un átomo de sodio. Se presenta en forma de polvo cristalino blanco que se puede obtener de forma natural o producir industrialmente.

El nombre bicarbonato de sodio, aunque está muy extendido, no es el nombre recomendado por la IUPAC: se denominaba antiguamente hidrogenocarbonato de sodio y su nombre sistemático actual es hidrogenotrioxidocarbonato de sodio.

El bicarbonato sódico es un agente alcalinizante y cuando entra en contacto con un ácido moderadamente fuerte se descompone neutralizando el ácido y liberando dióxido de carbono y agua.

  • NaHCO3 + HCl ? NaCl + H2O + CO2 (gas)
  • NaHCO3 + CH3COOH ? NaCH3COO + H2O + CO2 (gas)

El bicarbonato sódico puede alterar el sabor de las preparaciones alimentarias, a no ser que sea neutralizado con un ácido, por esta razón comúnmente se añade limón o vinagre, ayudando además a que el dióxido de carbono se libere más rápidamente.

Debido a la capacidad del bicarbonato de sodio de liberar dióxido de carbono se usa junto con compuestos ácidos como gasificante (levadura química) en panadería, repostería y en la producción de gaseosas entro otros productos destinados a la alimentación.

Es un producto que por sí mismo no contiene aditivos ni es alérgeno.

¿Para qué sirve?

Actividad física y deporte.

Entre las funciones del bicarbonato de sodio en el deporte, hay que destacar su capacidad de neutralizar la acidosis producida durante la actividad física (función tamponadora). El incremento de la acidez suele ser limitante del rendimiento durante el ejercicio. La ingestión de una dosis única de bicarbonato sódico (NaHCO3) diaria antes de la competición, durante varios días de competiciones o torneos, podría ser una estrategia interesante para la mejora del rendimiento, permitiendo rendir durante períodos de tiempo más prolongados.

El consumo de bicarbonato sódico 1 o 2 horas antes del ejercicio (300 mg/kg) incrementa temporalmente las concentraciones de bicarbonato en la sangre, aumentando la alcalinidad de la sangre de forma temporal e incrementando la capacidad de neutralizar los iones de hidrógeno procedentes del ácido láctico de los músculos (actuando como buffer o tampón). Una mayor tolerancia a la acidez se traduce en mejora del rendimiento, por lo que el bicarbonato sódico es considerado una ayuda ergogénica, especialmente en los eventos deportivos de gran implicación de la glucólisis anaeróbica (alta producción de ácido láctico).

Diferentes estudios demuestran que las estrategias de carga de bicarbonato mejoran el rendimiento de forma moderada, especialmente en los deportes que implican de 1 a 7 minutos de ejercicio a máxima intensidad, así como en deportes de duración prolongada con esfuerzos intermitentes más o menos sostenidos de mayor intensidad.

El bicarbonato sódico ayuda a mantener el rendimiento en esfuerzos de velocidad repetidos dentro de una actividad prolongada, como podría ser el caso de deportes de equipo donde hay momentos de mayor intensidad y otros de menos intensidad.

El consumo de bicarbonato justo antes de la prueba junto con beta-alanina de forma prolongada potencia los efectos ergogénicos en deportistas de estas características. Se han realizado estudios satisfactorios del consumo de bicarbonato de forma aislada o en combinación con beta-alanina en deportes como el remo (200 m), ciclistas, boxeadores, competidores de judo y jiu-jitsu.

El consumo de bicarbonato también puede ser interesante en deportes de fuerza. Un estudio reciente examinó el efecto de consumir bicarbonato sódico en series de press de banca y sentadilla hasta el fallo y se observó que el grupo suplementado realizó más repeticiones de sentadillas que el grupo placebo. Los autores indican que estos datos sugieren que la ingestión de bicarbonato sódico puede mejorar el rendimiento en deportes de fuerza como podría ser la halterofilia.

El consumo de bicarbonato junto con creatina tiene efectos sinérgicos en la mejora del rendimiento en deportes de esfuerzos intermitentes y de alta intensidad.

Aplicaciones

Industria alimentaria.

El bicarbonato de sodio se emplea principalmente como levadura en repostería donde su reacción libera CO2, ayudando a la masa a elevarse y ganar volumen.

Otros usos del bicarbonato.

El bicarbonato sódico también puede ser empleado bajo control médico para reducir la acidez sanguínea en ciertas condiciones o patologías.

El bicarbonato sódico se ha empleado como remedio casero desde la antigüedad para combatir la acidez gástrica, pirosis o el malestar estomacal. También suele utilizarse como blanqueador dental ya que pule la superficie del esmalte, numerosas pastas dentales comercializadas como blanqueantes, contienen este ingrediente. Directamente sobre los dientes, se puede usar una vez al día durante un máximo de unas dos semanas y parar. No hay que hacer este tratamiento permanentemente, porque es abrasivo para los dientes y las encías se vuelven más sensibles.

Otros usos tradicionales son como agente desodorante para eliminar olores de sudoración fuertes en axilas y pies, como sales de baño, exfoliante para la piel, limpieza del cabello, limpieza en general, lavar las verduras e incluso se ha relacionado con la prevención del cáncer. Algunos estudios recientes indican que mientras que un entorno celular ácido promueve el desarrollo de las células cancerígenas, que un entorno celular más alcalino reduce la progresión del cáncer. Existen estudios preliminares en animales que han observado como el aporte de bicarbonato puede frenar la metástasis e incrementar la supervivencia en animales de laboratorio. Estos descubrimientos abren un nuevo campo de investigación en el tratamiento del cáncer, no obstante debe acudirse siempre a un especialista y no consumir bicarbonato para tratar ninguna patología.

Dosis

Las dosis más comunes utilizadas en los estudios son de 0.300 mg/kg de peso tomados 1 o 2 horas antes del inicio del ejercicio.

Precauciones

El consumo de bicarbonato sódico en las dosis adecuadas se considera seguro, no obstante su consumo en grandes cantidades puede incrementar los niveles de sodio o alterar el equilibrio acido-base del cuerpo.

No todas las personas responden del mismo modo al consumo de bicarbonato e incluso en algunas ocasiones pueden aparecer molestias gastrointestinales. En las personas que sufren molestias, tampoco se observa un incremento del bicarbonato en sangre ni mejora del rendimiento, esto parece indicar que hay variables personales que afectan a su absorción y eficacia. Por esta razón, es importante que los deportistas prueben su tolerancia y respuesta del bicarbonato previamente a una competición.

No se debe tomar bicarbonato de sodio con el estómago lleno ya que la producción de gases puede generar molestias o incluso lesiones estomacales.  Los síntomas de intoxicación con bicarbonato sódico generan estreñimiento, diarrea, convulsiones, sensación de estómago muy lleno, micción frecuente, irritabilidad, espasmos musculares, debilidad muscular o vómitos.

Quizá también te interese