A, Wiki

¿Pará que sirve el Azúcar? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El azúcar blanco común, también denominado sacarosa, es un disacárido formado por glucosa (alfa-glucopiranosa) y fructosa (beta-fructofuranosa). Es el edulcorante por excelencia utilizado en la alimentación humana.

La sacarosa se produce en algunas plantas mediante la fotosíntesis, esta sacarosa se extrae y se procesa hasta obtener un polvo fino cristalino, incoloro y con sabor dulce. El azúcar que se consume habitualmente se produce a partir del jugo de caña o de remolacha, después se eliminan la fibra y las proteínas, y posteriormente se blanquea y cristaliza hasta obtener el producto comercial denominado azúcar blanco.

El azúcar proporciona energía rápida pues se digiere y absorbe rápidamente liberando glucosa y fructosa, el índice glucémico del azúcar se considera intermedio entre el de la glucosa (alto) y la fructosa (bajo). Uno de los órganos que mayor consumo de glucosa presenta es el cerebro, alrededor de 140 g diarios. El déficit de glucosa puede ocasionar hipoglucemia, reducción del rendimiento deportivo, e incluso se ha llegado a relacionar con la esquizofrenia.

La FDA “Federal Food an Drug Administration” clasifica al azúcar en su lista GRAS (Generally Recoquized as Safe), es decir, en la lista de “sustancias consideradas inocuas”. Aun así, siempre se ha tendido y aun hoy se tiende a relacionar al azúcar con diferentes patologías como las enfermedades cardiovasculares, diabetes u obesidad. Sin embargo, no existen estudios que relacionen el consumo de azúcar con la aparición de estas enfermedades, si bien una vez que aparecen se recomienda controlar su consumo, aunque esto no implica necesariamente eliminarlo por completo. El consumo de azúcar en el contexto de una dieta equilibrada, variada y sin excesos no presenta riesgos sobre la salud. El principal problema es que la población suele tener unos hábitos alimenticios desequilibrados, con baja actividad física y exceso de azúcares y grasas saturadas.

¿Para qué sirve?

El consumo moderado de sacarosa incluido en una dieta variada y equilibrada contribuye a mantener el aporte de glucosa sanguíneo que contribuye al normal funcionamiento de las neuronas y sistema nervioso. Algunos estudios han encontrado relación entre el consumo de azúcar y la mejora de la memoria a corto plazo, especialmente en personas de edad avanzada o durante procesos intelectuales como el aprendizaje.

El consumo de sacarosa puede ser interesante para las personas que practican deporte ya que proporciona energía rápida para los músculos y el cerebro. La glucosa es la fuente de energía principal en esfuerzos breves e intensos, así como es la fuente de energía principal del cerebro aunque se trate de actividades de resistencia y condiciona el rendimiento deportivo por agotamiento de los depósitos de glucógeno.

Las personas deportistas tienen unos requerimientos elevados de carbohidratos y el consumo de azúcar en determinados momentos proporciona energía de rápida disposición para realizar la actividad física, mantener los niveles de glucosa plasmáticos o reponer los depósitos de glucógeno durante la recuperación. La capacidad de resistencia es dependiente en gran medida por la disponibilidad de carbohidratos. La ingesta de azúcar durante el ejercicio de intensidad moderada a alta y prolongada puede mejorar significativamente el rendimiento en deportes de resistencia.

Cuando no hay glucosa suficiente se eleva el catabolismo proteico para convertir los aminoácidos en glucosa. Por esta razón, el consumo de carbohidratos durante el ejercicio físico, entre ellos la sacarosa, previene la destrucción de proteínas musculares al servir como fuente de energía.

El consumo de bebidas deportivas que contienen azúcar puede mejorar la agilidad mental, la memoria, la atención y reducir la sensación de cansancio. Si la bebida contiene además minerales y agua evitan la deshidratación y previenen el agotamiento de los depósitos de glucógeno.

El consumo de carbohidratos de alto índice glucémico como la sacarosa después del entrenamiento estimula la liberación de insulina, hormona anabólica que estimula la síntesis proteica y la entrada de los nutrientes al interior de las células musculares favoreciendo la recuperación.

En definitiva, si se sigue una dieta variada, equilibrada y un estilo de vida activo, el consumo moderado de azúcar proporciona energía, hace más apetecible los alimentos y proporciona variedad a la dieta.

Aplicaciones

El azúcar es el edulcorante natural más utilizado para proporcionar sabor dulce a los alimentos. También se utiliza para reducir la acidez o para mejorar su conservación al impedir el crecimiento de muchos microorganismos por un aumento de la presión osmótica.

Precauciones

El azúcar debe ser consumido sin excesos y formando parte de una dieta variada y equilibrada. Las personas con Diabetes deben limitar o controlar su consumo.

Quizá también te interese