A, Wiki

¿Pará que sirve la Arginina? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

La arginina es un aminoácido considerado condicionalmente esencial. El cuerpo humano es capaz de sintetizarla a partir de la citrulina pero en muchas ocasiones esa síntesis no es suficiente para cubrir las demandas; en especial en personas deportistas, estrés o infección. A su vez, la citrulina puede formarse a partir de glutamato, prolina, glutamina y ornitina.

La arginina participa en la síntesis de proteínas, es capaz de servir como fuente de energía, tiene un papel importante en la cicatrización de heridas, participa en la síntesis de colágeno y mejora la función de las células del sistema inmune.

Una de las funciones más importantes de la arginina es la desintoxicación del amoniaco producto del catabolismo de otros aminoácidos mediante ciclo de la urea.

De manera breve el ciclo de la urea podría resumirse de la siguiente manera:

  1. Una molécula de ornitina se combina con una molécula de amoniaco (NH3) y una molécula de CO2 para formar citrulina.

  2. Esta citrulina capta una segunda molécula de amoniaco para formar arginina. Esta se hidroliza para formar finalmente urea y ornitina.

  3. La ornitina formada continúa de nuevo con el ciclo.

El metabolismo de la arginina es capaz de formar multitud de compuestos como óxido nítrico, creatina, glutamato, poliaminas, aminoácidos…

El óxido nítrico (NO) es una sustancia que actúa como vasodilatador, antiagregante plaquetario, reduce la resistencia vascular, relaja el endotelio, limita la aparición de ateroesclerosis y favorece la respuesta inmune. El óxido nítrico se forma a partir de la arginina gracias a la enzima óxido nítrico sintasa. La producción de NO aumenta el suministro de sangre y nutrientes al músculo y se ve incrementada por la actividad contráctil del músculo. El óxido nítrico también regula funciones musculares como la producción de fuerza, flujo sanguíneo muscular, diferenciación de las células musculares, respiración celular y equilibrio del metabolismo de la glucosa.

La arginina es también precursor de la creatina (junto con la glicina y la metionina). La creatina se trata de un compuesto de reserva energética y su aporte es necesario para mantener los depósitos de creatina en el organismo.

Otros de los puntos a destacar sobre la arginina es su capacidad de estimular la síntesis hormonas como la hormona de crecimiento (GH), la insulina o el glucagón. Se cree que estos efectos están mediados por la supresión de la secreción de la somatostatina endógena, favoreciendo la ganancia de masa muscular y la pérdida de grasa.

La citrulina, la arginina y la ornitina reducen los niveles de amoniaco y lactato en sangre producido durante el ejercicio incrementando la tolerancia al ejercicio intenso. Estos aminoácidos también aceleran la recuperación al favorecer la síntesis muscular de glucógeno y glutamina.

La arginina activa la vía de señalización de mTOR (proteína quinasa diana de rapamicina en mamíferos) en las células del intestino lo que estimula la síntesis proteica y la reparación del tejido intestinal siempre que no se empleen cantidades excesivas.

Algunas fuentes naturales de arginina son:

  • Origen animal: lácteos, productos cárnicos, carne roja, pollo, pescado y marisco.
  • Origen vegetal: cebolla, ajo, espárragos, lechuga, frutos secos, chocolate y levadura de cerveza.

Existen diferentes formas de administrar la arginina. El clorhidrato de arginina es la primera forma en que comenzó a suministrarse pero cerca del 20% de su peso no corresponde al aminoácido. Una forma más moderna de consumir arginina es la L-arginina en la que el 100% es arginina aunque puede generar algunas molestias gastrointestinales especialmente si se consume en ayunas. Por último, la forma más sofisticada y de mejor absorción, es en forma de péptidos como la arginina alfa-cetoglutarato u ornitina alfa-cetoglutarato (precusor).

¿Para qué sirve?

El aporte de arginina tiene como objetivo garantizar los aportes de este aminoácido y garantizar que sus funciones se desarrollen correctamente.

Deporte y actividad física.

Como ayuda ergogénica el consumo de arginina busca estimular la síntesis de óxido nítrico para proporcionar así mayor flujo sanguíneo al músculo y por consiguiente, mayor aporte de nutrientes y oxígeno. A esto también hay que añadir que reduce la concentración de ácido láctico, la fatiga y mejora la recuperación y la resistencia muscular.

Estudios recientes parecen indicar que la suplementación combinada de L-arginina y L-aspartato incrementa la utilización de la grasa y reduce los niveles de lactato sanguíneo durante el ejercicio. Así mismo, disminuye la frecuencia cardiaca y la ventilación en esfuerzos no submáximos. Estos efectos implican un incremento de la capacidad de trabajo y de la tolerancia al ejercicio.

Todas estas características son de utilidad en las distintas disciplinas deportivas ya sean de fuerza o resistencia.

Además, el consumo de arginina también busca estimular la síntesis de hormonas anabólicas y conseguir así un mayor desarrollo muscular en los atletas de fitness.

Otras aplicaciones terapéuticas.

La arginina por su capacidad de incrementar la síntesis de óxido nítrico es utilizada para incrementar la tolerancia al ejercicio en personas con dolencias cardiacas y para modular la función de los vasos sanguíneos.

Por su capacidad vasodilatadora también es utilizada en casos de disfunción eréctil orgánica y recientes estudios han encontrado incrementos en la producción de testosterona al ser suministrados junto con polifenoles (Pycnogenol®).

En nutrición clínica tiene un papel importante empleada en pacientes con estrés metabólico o infecciones en combinación con otros nutrientes.

Dosis

La ingesta de arginina como complemento dietético ronda los 3,5 a 5 gramos al día y suele recomendarse realizar las tomas repartidas a lo largo del día y con el estómago vacío.

La suplementación en deportistas que se recuperan de una lesión es de 2-3 gramos tres veces al día y algunos estudios marcan la dosis óptima como ayuda ergogénica en 9 gramos al día.

Para dosis terapéuticas o en casos de dolencias cardiacas debe ser un médico facultativo el que indique la dosis más adecuada.

Precauciones

La arginina no tiene efectos secundarios a dosis menores de 20 g/día, pero debe evitarse utilizarse en grandes dosis durante periodos prolongados de tiempo.

No se recomienda su uso en personas que padezcan herpes y debe tomarse con precaución en personas con asma, diabéticos, personas en tratamiento con anticoagulantes y enfermos hepáticos. Tampoco se recomienda en mujeres embarazadas, con riesgo de hemorragias o tomando anticonceptivos

La arginina puede reducir la presión arterial por lo que las personas con hipotensión ortostática deben tener precaución con su consumo, de igual modo que si se están tomando medicamentos contra la hipertensión.

Otra información

La formación de óxido nítrico se ve afectada por la presencia de otros compuestos como es el caso de la lisina. La lisina compite por el mismo trasportador celular que la arginina para entrar al interior de la célula endotelial (vascular), de modo que la presencia de lisina reduce la síntesis de óxido nítrico en los vasos sanguíneos especialmente cuando los valores plasmáticos de arginina son bajos. Sin embargo, esta circunstancia ha sido empleada en algunos estudios para promover la síntesis de hormona de crecimiento al quedar más arginina disponible para la secreción de esta hormona.

Por otra parte, también se ha descrito que la glutamina reduce la síntesis de óxido nítrico en las células endoteliales vasculares y en el cerebro, mientras que el glutamato estimula su producción.

Quizá también te interese