A, Wiki

¿Pará que sirve la Amilopectina? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El almidón está formado por unidades de glucosa unidas entre sí que dan origen a dos moléculas diferentes: amilosa y amilopectina.

La amilopectina es una molécula de gran tamaño y alto peso molecular. La amilopectina es mucho más abundante que la amilosa, constituye alrededor del 75% del almidón. Algunos almidones están constituidos exclusivamente por amilopectina y son conocidos como almidones cerosos.

En la amilopectina las moléculas de glucosa se encuentran unidas en cadena en uniones α(1-4). Además, presenta ramificaciones de cadenas de glucosa que se unen mediante enlaces α(1-6). Los productos de la hidrolisis incompleta del almidón se llaman dextrinas.

Digestión y absorción:

La amilopectina presenta alto peso molecular, lo que le confiere una baja osmolaridad y un paso rápido a través del estómago, mucho más rápido que otras moléculas como los azúcares o la maltodextrina.

Una vez en el intestino, aunque la amilopectina se considera un carbohidrato complejo por estar formado de múltiples moléculas de glucosa, su digestión es relativamente rápida. Esto se debe a que presenta mayor número de puntos de unión enzimática. Por esa razón, una vez que las enzimas entran en contacto con la amilopectina, la glucosa se libera relativamente rápido. La amilopectina proporciona energía de fácil digestión y rápida disponibilidad para reponer los músculos.

Los almidones se encuentran en los alimentos vegetales como patatas, trigo, maíz, arroz o legumbres.

¿Para qué sirve?

El agotamiento de glucógeno muscular durante el ejercicio prolongado coincide con la aparición de la fatiga. Durante mucho tiempo las estrategias nutricionales se centraron en retrasar la aparición de la fatiga incrementando el almacenamiento de glucógeno muscular, ya que se pensaba que ingerir carbohidratos durante el ejercicio, favorecía la deshidratación y la hipertermia. En la década de los 80 se demuestra que esto no es así, se comienza a estudiar los efectos de la ingesta este tipo de productos durante el ejercicio y se despierta el interés por los productos con carbohidratos para deportistas.

La ingesta de amilopectina durante la actividad física sirve como energía rápida de fácil digestión, retrasando la aparición de la fatiga, previniendo la hipoglucemia y mejorando el rendimiento, especialmente en ejercicios de resistencia con una duración superior a una hora.

El propósito principal de la ingesta de hidratos de carbono durante el ejercicio prolongado es mantener la concentración de glucosa en sangre y por lo tanto la oxidación de carbohidratos y la tolerancia al ejercicio durante las últimas etapas del ejercicio prolongado.

El mecanismo para mejorar el rendimiento durante el ejercicio de mayor intensidad es menos claro, pero también se piensa que los carbohidratos pueden tener efectos positivos.

Se ha visto que la ingestión de cantidades suficientes de carbohidratos 30 minutos antes de la aparición de la fatiga puede ser igual de eficaz como la ingestión de carbohidratos durante todo el ejercicio. Pero no se debe esperar hasta llegar al punto de fatiga, porque parece ser que la elevación de glucosa en la sangre no se produce con la suficiente rapidez en este momento.

Consumir carbohidratos junto con una pequeña proporción de proteínas durante el esfuerzo incrementa el rendimiento en las sesiones de entrenamiento de resistencia. Mientras que en las sesiones de entrenamiento con pesas incrementa las reservas de glucógeno, reduce el daño muscular y facilita las adaptaciones.

Dosis

Los carbohidratos de la dieta deben suponer el 45-55% del valor calórico diario en la población normal, sin embargo, en las personas que realizan actividades deportivas de moderadas a intensas requieren un aporte un poco mayor para cubrir las necesidades entorno al 55-65% del valor calórico total.

Para potenciar la resíntesis de las reservas de glucógeno, se recomienda consumir unos 8-10g/kg/día de carbohidratos junto con 0,2-0,5g/kg de proteínas, en los siguientes 30 minutos tras realizar el ejercicio.

Cuando el ejercicio físico supera los 60 minutos de duración. La fuente de carbohidratos debe aportar entre 30 y 60 gramos de glucosa por hora.

Quizá también te interese