Hora de elegir: ¿alimentación seca o alimentación húmeda para tu perro?

19 de febrero de 2020

No te desvelaremos un gran secreto si te decimos que la salud de tu perro va a depender en gran medida del tipo de alimentación que le des. Ocurre con todos los seres vivos y nuestro compi peluso no va a ser una excepción. Es más, una alimentación equilibrada, rica en nutrientes y moderada en grasas hará que tu mascota viva más y mejor. Todo ventajas, ¿no crees?

Gracias a la amplia variedad de opciones, hacer que nuestro perro siga una dieta correcta no es nada complicado pero como en el resto de aspectos del cuidado animal, el conocimiento es la clave. Informándote bien y preguntando a tu veterinario de confianza, descubrirás cuál es tipo de alimentación idóneo para tu mascota en función de factores determinantes como su sexo, edad, peso o estilo de vida. De nuevo, un secreto a voces: no todo tipo de alimentación vale para todos los perros. Cada peluso es diferente al resto por lo que “copiar” la técnica que le funciona a tu vecino puede no ser sinónimo de éxito en tu caso.

Pero vayamos por partes. La primera duda que se te pondrá delante cuando vayas a comprar su comida será el tipo de producto que elegir: ¿alimentación seca (más conocida como pienso) o alimentación húmeda? ¡Veamos cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada una!

 💡 Pros y contras de la comida húmeda

 ➡ La comida húmeda puede representar una excelente opción de alimentación para todo tipo de perros. Los beneficios de la comida húmeda en una mascota son, principalmente, los siguientes:

  • La comida húmeda aporta a tu perro una hidratación extra. Es más, este alimento es el más idóneo en casos en los que el perro no toma la suficiente agua o en momentos y situaciones en las que el acceso a la misma esté limitado. Algo muy beneficioso para la salud de las vías urinarias del can.
  • Gracias a este “extra” de agua, los nutrientes en la alimentación húmeda están más diluidos, lo que hará que tu perro tome más cantidad de alimento para obtener la misma cantidad de calorías en comparación a la alimentación seca. Esto ayudará a que tu mascota se sacie antes y puedas, así, controlar su peso (algo muy interesante en animales con tendencia a la obesidad). ¡Ojo! No todo vale: si no controlamos las cantidades ni la calidad del alimento podríamos obtener el efecto contrario haciendo que el perro suba de peso.
  • En la mayoría de casos, este tipo de alimentación aporta a tu perro una serie de nutrientes de calidad necesarios para su sano crecimiento y desarrollo que no siempre encontramos en los piensos más comunes. Ten en cuenta siempre los componentes del alimento que compres para asegurarte de darle todo lo que necesita y,siempre, de la mejor calidad posible.
  • Es la opción más atractiva para nuestro compi peluso gracias a su aroma y sabor altamente palatable. Esto ayuda a potenciar la ingesta en animales con problemas renales y poco apetito.
  • Ideal para perros muy jóvenes, de edad avanzada o con problemas dentales por su textura más tierna y suave. ¡Tu perro la masticará más fácilmente!

 ➡ Pero no es oro todo lo que reluce. Con respecto a los aspectos negativos o contras de este tipo de alimentación, esto es lo que hay que saber:

  • Si se adquiere comida húmeda económica es probable que se le esté privando al perro de nutrientes esenciales para mantenerse en un buen estado físico y de salud.
  • Los perros que consumen principalmente comida húmeda suelen ser más propensos a problemas como la obesidad (como te comentábamos anteriormente) y el sarro. Busca siempre el alimento de mejor calidad y controla las cantidades.
  • Este alimento debe ser consumido inmediatamente después de su puesta en el plato del perro, ya que cuanto más tiempo pase, más disminuirá la calidad lo que puede comprometer seriamente la salud de la mascota. ¡Es más sensible a dañarse en comparación a otros tipos de comida!
  • La comida húmeda tiene más condiciones para su correcto mantenimiento y almacenamiento. A mayor tiempo de almacenamiento, tendrás más posibilidades de que la comida caduque, se deteriore o forme bacterias dañinas para tu perro. Fíjate siempre en la fecha de caducidad y mantén el alimento en un lugar fresco y seco, nunca a la intemperie y siempre lejos de la luz solar. No debes guardar las latas en la nevera hasta después de abiertas y, en estos casos, no las mantengas más de 5-7 días. Aunque estas son las pautas generales, recuerda siempre consultar y seguir las recomendaciones del fabricante.

 💡 Pros y contras de la comida seca

Los piensos suelen presentar una composición más equilibrada. Además, ayudan a mantener la dentadura del animal limpia y libre de sarro. Hay gran cantidad de variedades de piensos secos para cubrir las necesidades de todo tipo de perros. De hecho, hay específicos para razas grandes, pequeñas, medianas, para perros castrados, perros activos o, incluso, algunos indicados para los que realizan poco ejercicio. Además, la relación calidad/precio es mucho mejor que la que vemos en otros alimentos.

 ➡ Pero estos no son los únicos beneficios de la comida seca o pienso. También, tenemos que mencionar los siguientes:

  • Es más fácil de almacenar y dura más tiempo. Ya sabemos que la proporción de agua en la comida húmeda es superior, concretamente, en este tipo de comida, supone entre el 60-84% del alimento mientras que en la alimentación seca, la proporción está entre el 3% y el 12%. Esta disparidad influye en la duración del producto y hace que el pienso se conserve en óptimas condiciones durante mucho más tiempo.
  • Este tipo de alimentación es más rentable que la húmeda ya que viene más cantidad a menor coste parra tu bolsillo. Pero no solo es la opción más económica, también es la más respetuosa con el medio ambiente (a rasgos generales) ya que implica el uso de menos envases. No obstante, cada vez más fabricantes son conscientes de las opciones disponibles para mejorar su impacto medioambiental. ¡Infórmate!
  • Debido a su bajo contenido de calorías y carbohidratos, este tipo de alimento resulta el más adecuado si necesitas controlar el peso de tu mascota.
  • El formato del alimento seco tiene un efecto mecánico sobre los dientes ayudando a eliminar restos de comida. ¡Muy beneficioso para mantener la dentadura de tu perro limpia previniendo la formación de sarro!
  • No son necesarias grandes cantidades de pienso para que la mascota obtenga toda la energía que necesita. La comida seca incorpora carnes y otras partes animales deshidratadas y desengrasadas que suponen una fuente de proteína concentrada muy rica en nutrientes. Esto implica que una pequeña cantidad de pienso aporte al perro abundante energía mientras que para mantener ese nivel energético con la comida húmeda necesitaríamos el doble o triple de alimento (dependiendo de la composición).
  • El pienso no deja manchas, ¡ni siquiera cuando a nuestro perro se le cae del plato! Los restos que este tipo de alimentación deja se pueden limpiar fácilmente y su olor es menos intenso.

 ➡ En cuanto a los inconvenientes de la comida seca para perros, esto es lo que podemos decir:

  • Si tu perro no consume mucha agua y su dieta se basa solo en comida seca, puede desarrollar algunos problemas de salud.
  • Se debe tener en consideración la calidad del pienso o comida seca y los componentes para poder asegurar una adecuada alimentación de la mascota ya que es muy habitual encontrarse con piensos que no tienen los nutrientes necesarios para tu can.

 💡 Nutri-Consejo

Como cuando hablamos de tu propia alimentación, te recordamos: la elección de un único tipo de alimentación puede no ser lo más correcto o completo. Salvo indicaciones veterinarias o necesidades concretas, la combinación puede ser la respuesta más equilibrada.

Ambas opciones ofrecen diferentes ventajas que querrás aportar a tu compi peluso. Pero ¿cómo? Quizá la respuesta más rápida en llegar a tu cabeza haya sido combinar ambas a la vez y, aunque es una posibilidad, mezclarlas no es lo mejor. ¡Apuesta por servirlas siempre en momentos diferentes! No obstante, lo más importante es tener en cuenta las proporciones de energía y nutrientes de cada uno y controlar que no excedan las necesidades del perro.

En cambio, si optas por un único tipo de alimentación para tu perro, elige la opción que mejor se adapte a sus necesidades y estilo de vida y recuerda comprobar que el alimento elegido incluye todos los nutrientes esenciales. ¡Observa siempre la lista de ingredientes!

Recuerda que no todos los animales necesitan incluir lo mismo en su dieta, pero a rasgos generales te diremos que lo ideal en la alimentación de un perro adulto es que contenga aproximadamente un 70% de carne y un 30% de verduras y no olvides las grasas y aceites esenciales (preferiblemente de pescado). Mientras que, por otro lado, evita los productos que contengan un exceso de cereales, potenciadores del sabor, conservantes y edulcorantes. ¡Consulta a tu veterinario para encontrar el equilibrio de nutrientes perfecto para tu mascota!

 

Sabemos la importancia que tiene darle a tu compañero peluso una correcta alimentación. Por eso, en nuestra Web encontrarás todo lo que necesitas para ofrecerle a tu perro la alimentación que necesita :-D.

Si nuestra alimentación es importante, la de nuestra mascota también y esta dependerá siempre de nuestra elección, ¡elige correctamente!

 

 

Quizá también te interese

Deja un comentario