Aprovecha tu tiempo: ¡Actívate con ejercicios en la oficina!

31 de marzo de 2016

Si trabajas durante muchas horas sentado y no tienes demasiado tiempo para hacer ejercicio, ¡no desesperes!

Todo cuenta y, poniendo en práctica algunos sencillos ejercicios en la oficina, puedes mejorar los problemas de espalda y movilidad que nos ocasionan tantas horas de sedentarismo.

Businessman going to work in the office by bike

Sácale el máximo provecho a tu tiempo y sigue estos consejos mientras estás sentado cada día para mejorar la flexibilidad y el tono muscular:

PIERNAS

Apoya los dos pies en el suelo y haz levantamiento de piernas estiradas hasta que toquen la parte inferior del escritorio, comienza primero con la pierna derecha y luego la izquierda, cinco series de ocho repeticiones con cada pierna.

► Trabajarás isquiotibiales y fortalecerás los músculos del muslo y glúteos.

Extensión pierna

TOBILLOS

Rota los tobillos durante cinco segundos en cada sentido. Hacer 3 series de 7 repeticiones con cada tobillo.

Este ejercicio mejora la fuerza y flexibilidad de los tobillos, así te hará menos propens@ a sufrir torceduras.

 

ESPALDA Y BRAZOS

Sube el brazo hacia arriba por encima de la cabeza y llévalo hacia el lado contrario (si es el derecho hacia el lado izquierdo y al revés), intenta mantener la espalda recta, notando el estiramiento. Mantener esta posición 15 segundos y repetir 2 o 3 veces con cada brazo a lo largo del día.

► Mejora la elasticidad, la postura y alivia el entumecimiento que causa tantas horas en la misma posición.

Espalda

 

GLÚTEOS

Contrae los glúteos y mantén durante quince segundos. Repítelo entre 6 y 8 veces seguidas.

► ¡Tonificarás la zona sin que tus compañeros noten que estás haciendo ejercicio!

CUELLO

Con una posición recta, inclina la cabeza hacia el hombro derecho y mantén 10 segundos. Repite el movimiento 5 veces hacia cada lado y otras 5 inclinando la cabeza hacia delante.

► Alivia rigidez y tensión en la zona cervical, previene contracturas y dolores de cabeza.

CuelloCabeza arriba y abajo

 

Siempre hay que tratar de dedicarle un ratito diario al entrenamiento, pero no te olvides que hay muchas otras maneras de incorporar el ejercicio en tu rutina diaria.

 ¡Estar ocupado no es una excusa para no mantenerse en forma!

firma-2b

 

Quizá también te interese

Deja un comentario