A, Wiki

¿Pará que sirve el Ácido Málico? Beneficios y propiedades | NutriTienda

01 de enero de 2010

El ácido málico (C4H6O5), es un ácido de origen natural que está presente en muchos alimentos vegetales, sobre todo en las frutas de sabor ácido como las uvas, las manzanas y las cerezas no maduras. También está presente en algunos de sus derivados, como en el vino.

El ácido málico se emplea como aditivo alimentario. La evaluación del comité mixto de expertos FAO/WHO en aditivos alimentarios (JECFA), reconoce al ácido málico como un agente saborizante y regulador de la acidez, apareciendo en la lista de aditivos conservantes como E-296. Uno de sus principales usos es corregir la acidez de mostos y vinos.

Este ácido se encuentra en todos los organismos vivos porque está implicado en la conversión de fumarato a oxalacetato en el ciclo de Krebs. Este ciclo interviene en la formación de ATP, molécula energética que utiliza el organismo para realizar las funciones metabólicas. Por esta razón es posible que ingerir ácido málico ayude a producir mayor energía y pueda mejorar la resistencia al ejercicio, especialmente cuando se consume en forma de citrulina malato.

El ácido málico puede formar sales con diferentes funciones en el organismo:

  • Citrato malato es una mezcla de ácido cítrico con ácido málico, resulta útil para el desarrollo de la masa muscular y la fuerza. También se ha observado que acelera la recuperación entre esfuerzos intensos continuados y reduce el dolor muscular posterior al ejercicio.
  • Magnesio Malato: El efecto combinado del magnesio con el ácido málico según algunos estudios podría mejorar el tratamiento de la fibromialgia. 

También se utilizan otras sales de malato como L-arginina malato, creatina malato o Dicafeína malato, que se utilizan como formas de entrega de los diferentes compuestos, en ocasiones para su mejor asimilación o para hacerlos más estables. 

¿Para qué sirve?

Disminución de la fatiga, aumento de la resistencia.

El ácido málico podría ayudar a disminuir la fatiga y aumentar la resistencia durante el ejercicio físico. Esto se debe a la implicación del ácido málico en el ciclo de Krebs, el ácido málico pasa a oxalacetato, produciendo una molécula de NADH. En el ciclo de Krebs se originan de 36 a 38 moléculas de ATP mientras que en la glucólisis anaeróbica únicamente 2. Por esta razón, parece ser que gracias al malato, el músculo podría generar más energía de forma aeróbica y se necesitaría producir menos energía de forma anaeróbica, generando menos ácido láctico, aumentando la resistencia y retrasando la fatiga.

Acción cardioprotectora.

Un estudio realizado en China concluye que el ácido málico y el ácido cítrico tienen efectos protectores en la isquemiamiocárdica, el mecanismo podría deberse a efectos antiinflamatorios y de anti-agregación plaquetaria. Debido a ello, en este estudio se concluye que los ácidos orgánicos también son responsables de los efectos cardioprotectores de determinados vegetales y que sus beneficios no solo se deben a las sustancias flavonoides.

Fibromialgia.

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por sufrir dolor muscular generalizado y sin causa aparente. Una de las hipótesis para explicar su origen es el déficit de sustancias necesarias para la síntesis de ATP, que provocaría que las células no produzcan suficiente energía, en concreto se podría tener dificultad para crear o utilizar el ácido málico. Algunos estudios sugieren que el ácido málico podría ir muy bien para tratar la fibromialgia, habitualmente se utiliza el ácido málico junto con magnesio. Aunque son necesarios más estudios para determinar el origen de la fibromialgia y concretar la eficacia de este tratamiento.

Estimulante salivar.

El ácido málico se ha utilizado también como estimulante salivar, combinado con xilitol y fluoruros puede tratar enfermedades como la xerostomía (falta de saliva), en estos estudios se han obtenido buenos resultados.

Dosis

La evaluación del comité mixto de expertos FAO/WHO en aditivos alimentarios (JECFA), no ha establecido una cantidad diaria admisible (ADI), para el ácido málico incluyendo sus sales de sodio, potasio y calcio.

Precauciones

No se conocen efectos secundarios graves, aunque sí algunas molestias estomacales asociadas al consumo de grandes dosis de ácido málico, como nauseas, dolor de estómago o diarrea.

Quizá también te interese