Sexo… ¿antes o después?

18 de noviembre de 2016

Hoy en día existen muchas preguntas difíciles de resolver a la hora de aumentar nuestro rendimiento deportivo. Una de las preguntas que surgen antes de una gran competición, como las olimpiadas o algún mundial, es si el sexo afecta al rendimiento deportivo de los atletas.

Muchas selecciones o equipos antes de una competición impiden a sus jugadores ver a sus respectivas parejas para evitar que mantengan relaciones sexuales la noche antes o, incluso, la semana antes del evento. Pero…esto ¿sirve para algo?

¿El sexo puede disminuir el rendimiento deportivo?

Esta idea se fundamenta sobre todo por el agotamiento que conlleva el acto sexual. Durante la eyaculación el hombre libera un cóctel de compuestos químicos del cerebro, en el que van incluidos serotonina, oxitocina, vasopresina, norepinefrina, óxido nítrico y la hormona prolactina. Existe una gran relación entre la prolactina y oxitocina con el sueño. La prolactina hace que el hombre sienta una gran sensación de cansancio y la oxitocina, por ejemplo, rebaja los niveles de estrés, lo cual también ayuda a conciliar el sueño. 

Esto se puede contrarrestar argumentando que el organismo vuelve al estado normal 2-4 horas después del orgasmo, por lo que si se mantienen relaciones sexuales la noche antes de una prueba no afectaría al rendimiento físico.

En conclusión, sí que es cierto que un ejercicio demasiado intenso justo antes de la práctica deportiva podría causar debilidad muscular, o que una larga noche de actividad sexual puede afectar al rendimiento debido a la falta de sueño. 

¿El sexo puede aumentar el rendimiento deportivo?

sexo
Por otro lado, están los defensores de que la práctica sexual podría beneficiar al atleta. Esto se basa en que el sexo ayuda a relajarse y sentirse satisfecho sexual, anímica y físicamente. Esto contribuye a que el atleta baje sus niveles de ansiedad ante una competición importante. Aquí se debe aclarar que, las relaciones sexuales que serían beneficiosas para el deporte, son aquellas que se ocasionan en circunstancias controladas y con una pareja estable, ya que el desgaste físico y emocional es mucho mayor cuando se tienen relaciones con desconocidos o en situación de infidelidad.

A día de hoy, se han realizado diversos estudios que intentaron relacionar los efectos de las relaciones sexuales con el rendimiento deportivo y, en definitiva, no se ha encontrado ninguna evidencia sobre que mantener relaciones sexuales previas a la competición disminuya o aumente el rendimiento deportivo. Y tú… ¿qué crees? 

forma Yago

Quizá también te interese

Deja un comentario