Propóleo y Equinácea: tu escudo contra el frío

22 de noviembre de 2016

Ya estamos llegando a los meses más fríos del año, en los que el organismo está sometido a los cambios bruscos de temperatura y a la lluvia, una barrera a la que nuestras defensas tienen que hacer frente.

woman-with-a-cold-or-allergy

Sin embargo, muchas veces nuestras defensas se debilitan, y más cuando nuestra alimentación no es la adecuada. Hoy os queremos hablar sobre dos remedios naturales tradicionalmente utilizados para prevenir los resfriados típicos del otoño e invierno: el propóleo y la equinácea.

Propóleo:

El propóleo es una sustancia elaborada por las abejas a partir de productos de origen vegetal para proteger sus colmenas. Su composición y consistencia es muy variable, dependiendo de la especie vegetal de la que proceda, del clima y de la técnica de recolección escogida.

Fresh honey

El propóleo no es solo útil para las abejas, también para nuestro organismo. Ya desde la antigüedad se ha usado el propóleo en curación de heridas, tratamiento de caries e infecciones de boca y garganta (por su actividad antiséptica y bactericida).
Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías y descubrimientos, podemos conocer mejor la composición de esta sustancia y descubrir nuevas utilidades que han sido corroboradas tras años de investigación. La mayoría de estas propiedades son atribuidas a la presencia de flavonoides, reconocidos como las moléculas antioxidantes más potentes existentes en la naturaleza.
Los flavonoides son compuestos antioxidantes que favorecen las defensas del organismo contra las agresiones múltiples. Entre las propiedades del propóleo más destacables se encuentra, por ejemplo, su acción antibacteriana, antiviral, antiinflamatoria o antifúngica.

Equinácea:

La equinácea es una planta rica en fibra y vitaminas del grupo B y C así como en hierro, magnesio y calcio.
Hoy en día son muchos los productos naturales que podemos encontrar elaborados a base de equinácea, ya que dicha planta puede utilizarse casi en su totalidad: desde la raíz hasta las flores, pasando por los tallos, las hojas y sus semillas.

Closeup of Echinacea extract pills and fresh Echinacea flowers best suited for alternative medicine ads. Shallow DOF.

Una de las formas más naturales y eficaces para mantener nuestro sistema inmune sano y fuerte es tomando equinácea.
La equinácea puede ayudar al sistema inmunitario de nuestro organismo. Está demostrado que la equinácea contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos, no solo asociada al resfriado sino también a otras enfermedades del sistema respiratorio, facilitando y acelerando con ello el proceso de recuperación.
Así, el último estudio publicado de esta planta por la universidad de Connecticut afirma que la equinácea ayuda a prevenir y curar los resfriados, reduciendo un 58% las probabilidades de sufrir la infección vírica y acortando en un día y medio la duración de los síntomas.

Con todo esto ya tenemos la solución para pasar estos meses fríos del año. Desde el equipo de Tu Mejor Versión te recomendamos reforzar tus defensas con estos remedios naturales y…¡disfrutar del invierno! 😉 

forma Yago

Quizá también te interese

Deja un comentario