Isoflavonas de soja, ¿solo para los sofocos?

03 de julio de 2018

Muchos de vosotros habréis oído hablar acerca de las isoflavonas y seguramente las asociéis con la mujer, pero ¿sabemos realmente qué son? ¿para qué sirven? ¿solo actúan reduciendo los sofocos? Si hemos despertado tu interés, sigue leyendo el artículo dónde resolveremos esta y muchas más curiosidades. ➡ 🙄

¿Qué son las isoflavonas?

Son un grupo de sustancias vegetales de naturaleza polifenólica, las cuales poseen acción fitoestrogénica debido a su estructura similar a la de los estrógenos humanos.
La soja, una legumbre consumida tradicionalmente en China, Japón y otros países orientales, es una de las fuentes dietéticas más ricas en isoflavonas disponibles, aportando beneficios para la salud humana.

Isoflavonas de soja, ¿solo para los sofocos?

Isoflavonas y menopausia

Las isoflavonas de soja se emplean como una alternativa natural a la Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) indicada en el tratamiento de los síntomas climatéricos. Su mecanismo de acción se debe a la capacidad de comportarse de forma similar a los estrógenos femeninos, supliendo su papel pero evitando los posibles efectos secundarios (náuseas, cefaleas, calambres musculares, etc.).

Las isoflavonas de soja han demostrado reducir síntomas como sofocos, sequedad vaginal o alteraciones del sueño. 

 Otras propiedades:

 💡 Reducción del riesgo de fracturas osteoporóticas, ya que intervienen en la prevención de la descalcificación ósea y evitan el bloqueo de la absorción del calcio.

 💡 Prevención de enfermedades cardiovasculares, mediante la regulación de los niveles de colesterol.

💡 Acción antioxidante, comparable al de la Vitamina E.

💡 Mayor producción de ácido hialurónico, mejorando el aspecto visible de la piel.

Isoflavonas de soja, ¿solo para los sofocos?

Las isoflavonas también ayudan a reducir el riesgo de osteoporosis y evitar el incremento de peso asociado.

¿Qué alimentos la contienen?

Podemos encontrar este componente beneficioso en derivados de la soja como aislados de proteína o su harina, además de otras legumbres como las habas, lentejas o garbanzos. Pero, ¿sabías que también aportan una pequeña cantidad de isoflavonas la cereza, naranja, uva, té verde y negro, el lúpulo y el lino? 

¿Qué te sugerimos? 

Debido a que la concentración presente en los alimentos no es muy alta, recomendamos optar por un complemento para beneficiarnos al 100% de sus propiedades. Por ello, Amazin’ Foods te ofrece Isoflavonas de Soja en una óptima proporción y enriquecidas con vitamina E ¡con extra de poder antioxidante! Para que le plantes cara a todos los síntomas de la menopausia.

Isoflavonas de soja, ¿solo para los sofocos?

Quizá también te interese

Deja un comentario