Fertilidad y alimentación, ¿qué relación existe?

22 de agosto de 2018

¿Sabías que mayo es uno de los meses top en el ranking de nacimientos de bebés? Si echamos cuentas, estos son fruto de los felices y gozosos meses de verano.
Si por casualidad tienes en mente ser mamá dentro de poco, ¡has dado con tu artículo! Hoy te enseñamos como ayudar a tu fertilidad con unos truquitos de alimentación y estilo de vida saludable.

Favorece la fertilidad con tu dieta

A pesar de que las causas de la infertilidad pueden ser múltiples y deben ser tratadas de una forma multidisciplinar, la dieta puede tener una influencia importante en la misma. Por ello, os mencionamos aquellos nutrientes y alimentos a tener en cuenta a la hora de confeccionar tu menú:

  1. Ácido fólico, ¡el nutriente clave! Se trata de una vitamina del grupo B aconsejada en las embarazadas para evitar problemas neuronales en el futuro bebé. Se recomienda una dieta que cubra las necesidades de este nutriente a todas las mujeres que busquen quedarse embarazadas, y en la mayoría de los casos suele ser suplementado por el ginecólogo. ¿Dónde lo encontramos? En levadura de cerveza, verduras de hoja verde, aguacate, y lentejas.
  2. Vitamina A: esta vitamina es imprescindible para la preparación al embarazo, ya que contribuye al mantenimiento de mucosas del organismo, entre ellas, la mucosa uterina; interfiere sobre el ciclo menstrual y en el desarrollo de la placenta. Por tanto, ¡incluye en tu dieta frutas y hortalizas de color rojizo!

Fertilidad y alimentación, ¿qué relación existe?

  1. Vitamina E o la vitamina de la fertilidad, de alto poder antioxidante que protege los tejidos de los radicales libres y toxinas ambientales. Son excelentes fuentes de esta vitamina los aceites vegetales, sobretodo el aceite de oliva, y los frutos secos.
  2. Hierro: es muy importante empezar el embarazo con unas concentraciones de hierro óptimas ya que, durante el embarazo, las demandas del mismo se van a ver incrementadas. Por ello, en este tipo de dietas, debemos encontrar alimentos como carnes rojas, pescados, todo tipo de legumbres, los frutos secos, el huevo o verduras como las espinacas, los espárragos o las judías.
  3. Zinc: influye indirectamente en la ovulación y fertilidad, además de ejercer acción antioxidante, pudiendo ayudar al retraso del envejecimiento celular y folicular que aumentará las posibilidades de embarazo. Encontramos este mineral en alimentos como chocolate negro, semillas de calabaza, carnes rojas y nueces.

Fertilidad y alimentación, ¿qué relación existe?

¿Sabías que la prevalencia de infertilidad en España es del 17% aproximadamente? ¿Y que afecta por igual a hombres y mujeres?

¿Qué otros factores pueden afectar a mi fertilidad?

➡ El sobrepeso y la obesidad pueden ser un problema a la hora de concebir, debido a la alteración hormonal producida. Del mismo modo, un bajo peso también es contraproducente a la hora de quedarse embarazada. 

➡ ¿Sabías que factores psicológicos como el estrés crónico puede provocar alteraciones hormonales? Esto afecta tanto a hombres como mujeres, pudiendo desencadenar una ovulación irregular o la baja calidad espermática.

➡ El alcohol y el tabaco influyen negativamente en este proceso.

➡ La actividad física, además de ayudarte a controlar el peso, aporta beneficios sobre la capacidad reproductiva.

➡ ¡Aprovecha los días fértiles de la mujer! La ovulación suele tener lugar 14 días antes de la regla, pero puedes ayudarte a controlar el estado con aplicaciones móviles como WOOM.

La infertilidad es cosa de dos.

A pesar de que estos consejos están orientados a mejorar la fertilidad en la mujer, también son aplicables al hombre, ya que su fertilidad es igual de importante a la hora de concebir un bebé. Por ello, también animamos a los papás a cuidarse tanto en la alimentación como siguiendo unos patrones de vida saludables. 

Fertilidad y alimentación, ¿qué relación existe?

Quizá también te interese

Deja un comentario