Dieta Paleo, una nueva antigua forma de alimentarse

10 de octubre de 2016

Últimamente por todos lados se escucha hablar de la dieta paleo, “la dieta de nuestros antepasados”. Mucho se está hablando de ella últimamente pero, la información muchas veces no es 100% veraz.
Por eso, desde el equipo de Tu Mejor Versión, queremos contarte un poco más en que se basa esta dieta, y cómo confeccionarla de manera que contenga variedad y calidad.

¿Sabes qué es la Dieta Paleo?

Es una alimentación que se basa en seguir el patrón dietético que tenían nuestros antepasados cazadores-recolectores.
Lo primero que queremos destacar es que la Dieta Paleo no es una dieta más como las dietas “de moda” o “dietas milagro”, es una forma de alimentarse que, si se realiza adecuadamente y está bien diseñada, no tiene por qué ser mala.

¿De qué se compone?

 ➡ Esta dieta se compone principalmente de alimentos como:

  • Carnes: ternera, pollo, pavo, cordero, etc.
  • Pescado y mariscos: salmón, trucha, atún, almejas, langosta, caballa, etc.
  • Huevos: entero y de cualquier tipo.
  • Vegetales: alcachofa, brócoli, espárragos, remolacha, zanahorias, cebolla, etc.
  • Frutas: manzana, plátano, melón, naranja, etc.
  • Tubérculos: batata, nabo y patata en menor cantidad.
  • Frutos secos y semillas: almendras, nueces, semillas de lino, de chía, etc.
  • Grasas saludables y aceites: aceite de coco, de oliva, aguacate, etc.  

➡ Excluye alimentos como: cereales, legumbres, lácteos y azúcares refinados.

Cabe destacar que la Dieta Paleo no es una dieta baja en carbohidratos, si no que contiene grasas saludables, proteínas y carbohidratos “buenos”.
El patrón actual de alimentación que llevamos se basa en un exceso de alimentos ricos en hidratos de carbono refinados, gran cantidad de alimentos con azúcares añadidos, grasas trans entre otros, siendo además baja en fibra y en micronutrientes beneficiosos para la salud.

Dieta Paleo
Los beneficios de la Dieta Paleo están basados principalmente en la reducción del consumo de estos alimentos procesados (galletas, harinas, azúcares refinados).
Esta forma de alimentarse es un programa para toda la vida por lo que es flexible, dando cabida a pequeñas trampas y a la propia individualidad.

Claves de la Dieta Paleo:

– Comer proteínas de origen animal en cantidades relativamente elevadas comparada con la típica dieta mediterránea.
– Comer menos carbohidratos de los que se recomiendan en algunas dietas modernas, pero elevando el consumo de carbohidratos procedentes de frutas y verduras (eliminando cereales, tubérculos feculentos y azúcares refinados).
– Consumir gran cantidad de fibra procedente de frutas y verduras.
– Consumir grasa saludables, en especial mono y poliinsaturada y tomar alimentos que contengan ácidos grasos omega-3.
– Comer alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.
– Realizar ejercicio físico y entrenamiento como puede ser el paleotraining.

 

Por último, lo que queremos dejar claro, es que sigas o no una dieta paleo, reducir o eliminar los alimentos procesados de tu dieta es lo mejor que puedes hacer por tu salud.

Firma Español

 

Quizá también te interese

Deja un comentario