¿Cómo desconectar en vacaciones? ¡10 consejos para conseguirlo!

01 de agosto de 2018

Todos sabemos que las vacaciones son necesarias para descansar y coger fuerzas con las que retomar el trabajo con más ganas. Pero no siempre es fácil desconectar al 100%…

Si eres de l@s que siempre lleva en su maleta el portátil, no puede pasar un día entero sin chequear la bandeja de entrada de tu e-mail e incluso contesta… ¡Para y respira! Porque te vamos a dar una clase exprés de desconexión. Así volverás del verano a tu oficina habiendo olvidado hasta la contraseña de tu ordenador. 😉

Los 10 mandamientos de la desconexión

Summer at the office. Deck chairs on a computer laptop, banner. 3d illustration

  1. Tareas terminadas: antes de empezar tus vacaciones organízate para dejar todo tu trabajo zanjado, de esa forma no tendrás ningún cabo suelto revoloteando en tu cabeza.
  2. Delega: si ha sido imposible dejar terminado todo lo que tenías pendiente o simplemente tus tareas no pueden “tomarse vacaciones”, es importante que sepas delegar en otra persona y tener plena confianza en su trabajo.
  3. Cambia de aires: desconectar será mucho más fácil si cambiamos nuestra rutina por completo y ¿qué mejor forma que haciendo un viaje para conseguirlo? Si desgraciadamente tu economía te obliga a quedarte en casita, ¡también hay alternativas low cost!: haz excursiones en tu propia ciudad o en las zonas de alrededor, muchas veces se esconden rincones maravillosos más cerca de lo que pensamos.
  4. ¡Fluye!: aunque aproveches las vacaciones para hacer todas aquellas tareas que las intensivas jornadas laborales no te permiten realizar, es muy importante que no te satures con muchos planes. ¡Recuerda que necesitas cargar las pilas no dejarlas a 0!
  5. Dos semanas mínimo: aunque hay algunas personas que son capaces de conseguirlo en una semana, son necesarias de entre 15 a 20 días de vacaciones seguidos para desconectar física y piscológicamente.  
  6. Apaga tu móvil unas horas: sabemos que hoy en día esto sería pedir demasiado… si te ves incapaz de hacerlo, una buena opción es desactivar las notificaciones del correo del trabajo.
  7. Acepta los contratiempos: es normal que pasemos el año preparando nuestras vacaciones e imaginando lo perfectas que van a ser. Si por algún motivo surgen imprevistos ¡no te agobies! Recuerda que las vacaciones son para ir sin prisas y recuperar fuerzas.
  8. Piensa en ti: aunque obviamente tienes que dedicar tiempo para estar con los tuyos, es muy importante que saques todos los días rato para hacer cosas que te gustan: practicar algún deporte, manualidades, leer, escribir, darte un masaje… ¡es hora de mimarse! Además, las vacaciones son el mejor momento para reencontrarnos con nosotros mismos e identificar en qué facetas de la vida no somos plenamente felices y qué deberíamos hacer para cambiarlas.
  9. Sin horarios: dí adiós a las prisas y al despertador. Estar de vacaciones debería ser sinónimo de relax y no tener horarios estrictos ayudará mucho. ¡No olvides que hay que volver al trabajo! por eso unos días antes intenta adaptar las rutinas de forma gradual.
  10. Stop ansiedad: si aún después de cumplir todos estos consejos la responsabilidad te puede y sientes más angustia por estar desconectado que relajación, dedica un tiempo limitado al día (por ejemplo un rato por las noches) para comprobar e-mails.

➡ Y si todavía no tienes lectura para estas vacaciones… en nuestro blog puedes encontrar artículos súper molones para que te distraigas a la vez que aprendes sobre belleza y nutrición.

 

firma-lidia-es

Quizá también te interese

Deja un comentario