¿Cómo podemos proteger y nutrir las articulaciones?

08 de enero de 2016

El dolor de articulaciones es un tema que preocupa y afecta a muchas personas: desde deportistas profesionales que sufren el desgaste propio del nivel de actividad física,
pasando por deportistas aficionados, hasta un gran porcentaje de la población general en el que el dolor y la inflamación articular les complica considerablemente su día a día.

articulaciones La nutrición y la suplementación pueden ser unas herramientas muy efectivas para frenar la degradación articular y algunos ingredientes naturales ofrecen protección y previenen su degradación, te contamos cuáles son y qué beneficios tienen:

① Glucosamina:

Su presencia es necesaria para la formación de superficies articulares, tendones, ligamentos y fluidos sinoviales. También tiene un papel muy importante en piel, huesos y uñas. Además, cuando se refuerza la dieta con glucosamina, el cuerpo tiene la capacidad de absorber esta sustancia selectivamente en las articulaciones.

② Condroitina:

La presencia de la condroitina es necesaria para mantener la estructura y función de las articulaciones. La suplementación con condroitina aumenta la viscosidad de la matriz articular, esto se traduce en una reducción del dolor y mejoras en la movilidad articular.

③ MSM:

El MSM proporciona el azufre, necesario para la sintetizar mucopolisacáridos que forman parte del cartílago, así que contribuye a mejorar su resistencia y firmeza. El azufre también es necesario para la formación del tejido conectivo como los tendones o los ligamentos. El MSM reduce el dolor y presenta acción antiinflamatoria natural.

④ Hidrolizado de colágeno:

El hidrolizado de colágeno está formado por mezclas de péptidos de colágeno y se obtiene por la hidrólisis parcial de la gelatina. Los hidrolizados de colágeno aportan los aminoácidos necesarios para la síntesis de colágeno y podrían tener una acción protectora directa sobre las articulaciones, retrasando la degradación del colágeno articular y disminuyendo el dolor o la inflamación. Además, el colágeno hidrolizado refuerza las articulaciones sanas, ayuda a prevenir lesiones y las protege del desgaste.

⑤ Ácido hialurónico:

Destaca por sus propiedades altamente hidratantes a nivel de tejido conjuntivo, desarrolla una acción reconstituyente y estructural, que ayuda a regenerar junto con el colágeno y el magnesio la funcionalidad regeneradora de los tejidos de la piel, articulaciones y ligamentos. Además, el ácido hialurónico ayuda a rehidratar la piel, favoreciendo su aspecto terso e hidratado. Sin título1

Todos estos ingredientes cuidarán tus articulaciones y te ayudarán a mantenerlas en buen estado. ¡Cuídalas!

firma-2b

Quizá también te interese

Deja un comentario